viernes, 21 de septiembre de 2018

THRONE OF HERESY: “Decameron” (2017) (The Sign Records)


1. The Shores Of Issyk-Kul 2. Pax Mongolica 3. Siege Of Caffa 4. The Plague Ships 5. Decameron 6. Liber Secretorum 7. Jñrtecken 8. A Silent Vigil 9. Alvastra 10. The Pale Burden

Como gran parte del material que edita el sello The Sign, este disco no es para el oyente medio o poco erudito. De movida debo decir que estamos ante un disco de death metal melódico, con toques thrash y a algunas cosas más experimentales, y para aquellos que aún no conozcan a la banda deberán saber que Throne of Heresy posee un buen background de casi diez años en la escena sueca, lo que los exime de mayores comentarios. 
El pecado de casi todos los álbumes de death metal es su monotonía, y "Decameron" no escapa de la regla. Es decir, el disco es entretenido, los omnipresentes riffs son exquisitos, las estructuras acústicas son de excelente factura, los climas de medio oriente le otorgan un plus, pero da la sensación que si escuchaste un tema los escuchaste todos. No obstante, la fórmula da resultado, y Throne Of Heresy lo sabe: un poco de Amon Amarth, un poco de Dissection, bátase suavemente y a preparar los oídos para un viaje a lo más distinguido del death metal.

domingo, 16 de septiembre de 2018

SAMADHI SITARAM: “KaliYuga Babalon” (2017) (Sliptrick Records)


1. Intro 2. Kali-Yuga 3. The Death Of A Stone 4. Apotheosis 5. Q.Prelude 6. Qliphoth 7. Orgy (Ritual Babalon) 8. Shangri LA

“Kaliyuga Babalon” comienza con una intro para luego casi sin dar tiempo a respirar nos entrega una suerte de metal moderno, a veces melódico, brutal, técnico con pinchazos de otras vertientes, siempre a caballo de seis cuerdas que no aflojan.
La complejidad de sus arreglos dan por sentado que no cabe escuchar golpeándose la cabeza contra la pared: al contrario, hay que prestar atención, paladear matices, apreciar cambios de tono, y aguardar ese quiebre, ese switch de ritmo, ese momento en que la furia se convierte en un momento épico, o climático, o en más y más furia.
En “Qliphoth” el potencial instrumental parece contenerse cuando se bordea el terreno progresivo, con un bajo casi funk y una voz que podría encajar en cualquier banda cultora del death metal. O sea: usar diversas influencias sin sobrepasar lo que la canción necesita.
Definitivamente hay mucho de ese heavy moderno y distorsionado, como “Apotheosis”, una vertiente fundamental del sub género que Samadhi Sitaram cultiva, con un floreo progresivo y sincopado al final, equilibrado, preciso, con un genial aporte a lo que el grupo propone.
Un bajo que aparece cuando no te lo esperás y un climático teclado de fondo aportan a “Shangri LA” y lo convierten en una de las mejores canciones del grupo, sobre todo con esas voces que a veces parecen acelerar más allá de la capacidad pulmonar humana.
Si asociamos tanto talento con la banda sonora incidental de una película acorde a este disco, “Orgy (Ritual Babalon)” es el perfecto ejemplo, ya que aporta durante poco más de dieciséis minutos una atmósfera opresiva, oscura, pero también épica, con voces sobre grabadas que parecen surgir muy, muy atrás logrando una especie de experimentación no apta para públicos fáciles. Una banda para descubrir, sin dudas.

miércoles, 12 de septiembre de 2018

HONEYMOON DISEASE: “Part Human, Mostly Beast” (2017) (The Sign Records)


1. Doin‘ it Again 2. Only Thing Alive 3. Tail Twister 4. Rymdvals 5. Needle In Your Eye 6. Fly Bird, Fly High 7. Calling You 8. Four Stroke Woman 9. Night By Night 10. It’s Alright 11. Coal Burnin‘ 12. Electric Eel

Desde el epicentro del death metal melódico en la ciudad de Gotemburgo, la infecciosa banda Honeymoon Disease lanzó al mundo a finales del pasado año su nueva tanta de contagioso cargamento de agentes bacteriológicos bajo el nombre de “Part Human, Mostly Beast”. Este cuarteto de maravilloso y setentero rock’ n’ roll de alto voltaje, aderezado con poderoso soul, una pizca de blues y esencia punk, y compuesto por Jenna (cantante y guitarrista), Acid (guitarrista), Cedric (bajista) y Jimi (baterista), lleva propagando su patógeno desde su formación en 2014, cuando publicaron el sencillo “Fast Love” y posteriormente su aclamado debut “The Trascendence” (2015). Tanto en ese como en “Part Human, Mostly Beast”, su segundo larga duración, despachan -bajo la máxima de “menos es más”- temas breves de ritmos rápidos y enérgicos recubiertos por una buena dosis de melodía, riffs efectivos y directos, ardorosos solos y fogosas guitarras dobladas, pegadizos coros y excelentes armonías vocales. ¡Ah! Y todo ello con el sentimiento, la autenticidad y las agallas de ese incorruptible espíritu del que sólo puede hacer gala el rock’ n’ roll.
Only Thing Alive tiene una fuerza descomunal, con la voz escupiendo los versos por encima del irresistible riff, un emocional estribillo y una hiriente armonía a dos guitarras. La siguiente pieza, Tail Twister, esconde una sección de viento y unos precisos arreglos vocales, y Rymdvals es un corte baladístico con aires blues y lisérgico final. Fly Bird, Fly High es un auténtico bombazo: un rock’ n’ roll enérgico y acelerado con instrumentos de viento, un estribillo pegadizo y un solo incendiario. ¡Letal! Calling You es un intenso aullido, con unos poderosos coros, un sonido de bajo brutal y el mejor solo de guitarra de todo el álbum, mientras que la veloz Four Stroke Woman representa su particular oda a las mujeres motoristas con Jenna y Acid apoyándose y compartiendo tareas vocales. Night By Night es una especie de medio tiempo elaboradísimo que empieza con unas notas insinuantes y prosigue con un riff pesado y profundo, It’s Alright se recrea en un agradable punteo de guitarra y en una deliciosa interpretación vocal, semejante a la que podremos disfrutar en Coal Burnin‘ y su incendiario estribillo, y Electric Eel -con los guitarrazos secundando la voz principal que brilla de nuevo merced al grandísimo trabajo realizado con los coros- nos brinda un apoteósico final instrumental.
Honeymoon Disease captura la intensidad de bandas como The Hellacopters, AC/DC, Thin Lizzy y Kiss y la mezcla dando lugar al sonido áspero, directo y sudoroso con el que firman este impecable “Part Human, Mostly Beast”. Sube el volumen al once y disfruta… ¡Sólo es rock’ n’ roll, pero nos gusta!
Sitio web: www.honeymoondisease.com (M.M.)

sábado, 8 de septiembre de 2018

FUNERAL TEARS: “Beyond The Horizon” (2017) (Satanath Records)


1. Close My Eyes 2. Breathe 3. Dehiscing Emptiness 4. I Suffocate 5. Beyond The Horizon 6. Eternal Tranquility

Luego del split “Frozen tranquility”, Funeral Tears vuelve a la carga con otro lanzamiento lleno de melancolía y tristeza, pero con suficientes riffs pesados e impresionantes interpretaciones vocales como para que su funeral doom quede bien de manifiesto.
Los amantes de lo más oscuro del género estarán de parabienes. El álbum sigue un patrón bastante similar a lo largo de todas las pistas conllevando a una cierta sensación de monotonía, pero si hay algo que distingue al doom es justamente eso, no?
Sin embargo, y dicho esto, los riffs son profundos y pesados como el infierno, creando un sonido aplastante que realmente ejemplifica la naturaleza oprimida del álbum, con voces que se mantienen dentro de lo gutural, llenas de angustia, torturadas y tristes.
Las canciones son largas pero logran fluir bien y parte de este fluir proviene del uso de tonos de guitarra limpios que dan contexto a los sentimientos dentro de la música y le da profundidad donde se necesita.
Nuevamente, y autoplagiándome, recomiendo su escucha alejado de objetos cortantes.

jueves, 6 de septiembre de 2018

AKSAYA: “Kepler” (2016) (Satanath Records)


1. Kepler 2. Laїka 3. Fractale 4. Anomalie, Prélude À La Découverte 5. Tau Ceti E 6. Syn 1.0 7. K-701.04 8. Non Morietur

No se si comenzar con que se trata de un disco de black amalgamado con otros géneros y estilos más experimentales. Al leer esto, muchos irán a otro post. Pero esperen, abran la mente, piensen en la exploración, los climas, las texturas del sonido, la delicadeza, la sensibilidad, las ganas de escuchar algo libre, difícil de definir.
Hay black cómo no. Pero estamos hablando de un black de calidad, casi elitista. 
Voces black, voces death, algunas gritadas, pasajes hablados. Estructuras operísticas pero no bombásticas, black añejo pero no saturante, aires tristes pero no melodramáticos, y muchos otros añadidos con aires pinkfloydianos, jazzísticos y renacentistas. Es riqueza musical, pero no mezcla…
Quien dijo que el inglés es el lenguaje ideal está equivocado y en este caso descubrimos que el francés posee una profundidad reflexiva increíble.
Aksaya posee talento. Podría ser empleado para ir hacia lo más duro, algunos quisiéramos, y bueno… el artista no trabaja para quien haga un comentario.
Y talento no significa emplear habilidades sólo por practicarlas. Es distribuir los sonidos, cambiar en el momento justo, balancear las instrumentaciones, colocar las voces en ese lugar, que no queden desajustadas.
Dejar que la guitarra marque el espacio y ceda lugar con el teclado de fondo, de pared, sólo, y tomar las voces como un instrumento más.
Desgraciadamente esto se trata de plasmar algún intento de guiar al oyente, dar una idea aproximada de la propuesta para reflexionar antes de comprar. De modo que tomen lo escrito como un mero cartel en el camino, ustedes lo saben, mejor es sacar conclusiones propias.
Fácil es escribir. Difícil es pedir una oportunidad para esta propuesta.

martes, 4 de septiembre de 2018

MORIBUNDO: “Raíz Amarga” (2017) (Satanath Records)


1. Vida 2. Antitesis 3. Suicidio Ilustrado 4. Luz (Ciego Color)

Nos siguen llegando bandas de España, probando una vez más lo prolífica y activa que está aquella escena. En este caso es Moribundo, una formación oriunda de Madrid, y que aquí hace su debut en larga duración.
El trío (Juanpa Perez, Justo Arganda, y Luis Miguel Merino) se enrola en el doom más tradicional, aunque es posible percibir algunas pizcas de sludge y las voces guturales los acercan al death.
La vuelta de tuerca está dada por las muy buenas melodías, pesadísimas claro, y una cierta melancolía que inunda el álbum y que hace que la cosa sea más digerible y apta para un público más amplio.
Como todos saben, el doom es uno de los estilos más difíciles de asimilar, por lo cual si le interesa iniciarse, “Raiz amarga” puede ser una más que interesante opción.

miércoles, 29 de agosto de 2018

ST. ELMO’S FIRE: “Evil Never Sleeps” (2018) (Pure Steel Records)


1. We Will Not Die 2. Rise 3. Betrayer 4. Lord Of Thunder 5. I Begin 6. Evil Never Sleeps / Doomsday 7. Soultaker 8. Across The Nations 9. Asleep In The Never 10. Hammer 11. Unslaved 12. Wasted 13. Evil Never Sleeps / Doomsday (versión alternativa, bonustrack)  14.Betrayer (versión alternativa, bonustrack)  15.Wasted (versión alternativa, bonustrack)

St. Elmo’s Fire regresó el pasado año entre intensas tormentas eléctricas para mostrarnos de nuevo su luminoso fulgor en “Evil Never Sleeps”, editado físicamente por el sello Pure Steel Records hace pocos meses. El cuarteto, creado en Sacramento (California) al principio de la década de los ochenta por el guitarrista Jeff Jones y el que fuera su primer vocalista, rápidamente se trasladó a Sunset Strip donde se pateó de arriba a abajo el circuito de clubes de esa zona. Después de publicar un sencillo y una maqueta, en 1986 lanzaron su homónimo primer larga duración, al que le siguieron “Warning From The Sky” (1988), “Powerdrive” (1990) y “Desperate Years” (1992), el trabajo que vio cómo su centelleante fuego se extinguía. En 2012, Jones (acompañado inicialmente por el batería que ocupaba ese puesto desde el álbum de debut) decidió reavivar esas descargas e hizo brillar de nuevo -con una alineación completamente renovada con Tom Frost a la batería, Chris Stringari al bajo y  Kevin Brady a la voz- el fuego de Santelmo mediante el refulgente “Evil Never Sleeps”, el quinto elepé de su discografía en donde la banda nos presenta un poderoso heavy metal con destellos de los primeros Riot, Y&T y Armored Saint. Una sólida base rítmica que levanta un muro sónico infranqueable, un cantante con un registro limpio y una voz rugosa a la par que melodiosa, y una guitarrista que llena con creces la falta de un segundo hacha desgranando riffs, solos y punteos a tutiplén son sus principales armas. 
We Will Not Die es un chispazo muy en la onda del Thundersteel de Riot que levantaría de la mesa de operaciones al mismísimo monstruo de Frankenstein: épica harmonía inicial, doble bombo mesurado, voz proyectada por encima del veloz riff y coros hímnicos. Betrayer reúne toneladas de guitarra solista que emergen entre las estrofas que navegan sobre un ritmo galopante y Lord Of Thunder esconde tras las oscuras notas iniciales una hondonada de power americano con un ritmo de batería que no da un respiro, un adictivo puente y un coreable estribillo. Evil Never Sleeps / Doomsday, Soultaker y Unslaved  suenan cadentes, correosos y densos, mientras que Across The Nations -con unos melódicos coros y un efectivo estribillo- es un corte orientado a la vertiente más comercial del metal. Ya en la recta final del álbum -cuya temática gira entorno de las diferentes manifestaciones del Mal en la sociedad actual-, Wasted descubre un imponente sonido de bajo y batería que te transporta al del Peace Sells de Megadeth con un puente que va subiendo hasta estallar en el conciso estribillo.
Como reclamo en esta edición en CD se incluyen tres versiones alternativas de Evil Never Sleeps / Doomsday, Betrayer y Wasted que no difieren excesivamente de las definitivas ni tampoco aportan nada substancial a “Evil Never Sleeps”, un correcto disco de heavy metal de tradición estadounidense con momentos destacables y, por encima de todo, honesto y coherente con la carrera de St. Elmo’s Fire. ¡El resplandor todavía no se ha apagado!
Sitio web: www.facebook.com/elmoevil2 (M.M.)

domingo, 26 de agosto de 2018

ANIMAE SILENTES: “Suffocated” (2018) (Sliptrick Records)


1. Intro 2. Burning In Silence 3. Purgatorium 4. Eville 5. Nothing Else To Remind 6. Illusion 7. Save Me 8. Desperation Road 9. Madman Town 10. Lost In My Soul 11. Suffocated

En reviews anteriores hablábamos de las bandas que salen a emular a aquellas que han cosechado el éxito, y en esta nueva reseña creo que podemos seguir ampliando el tema.
En este caso, y con "Suffocated" en la calle, los italianos Animae Silentes toman directamente el camino trazado por Poisonblack, Entwine, To/Die/For y HIM, es decir gothic metal con toques dark, de atmósfera bien melancólica y tristes pero gancheras melodías. Y justo es decirlo, no les sale nada mal.
"Suffocated" no brilla por su originalidad, pero logra lo que en definitiva es el principal objetivo de esta clase de discos, llegar a lo más profundo del corazón del oyente y remover aquellos sentimientos que se quieren ocultar con todas las fuerzas.
Los metaleros ortodoxos no deberían ni acercarse a este disco, pero aquellos un poco más abiertos a nuevos sonidos seguramente disfrutaran de diez canciones (mas una intro) de un excelente gusto, ideales para escuchar a la luz de unas velas, solos o en buena compañía.
La impresión final es buena, pero insisto en que no es música para cualquiera. Estamos hablando de canciones suaves, tranquilas, serenas, emocionales, melódicas, no aptas para almas pétreas y sin sentimientos. O tal vez sean justamente lo que estas almas necesitan...

viernes, 24 de agosto de 2018

DRUKNROLL: “Unbalanced” (2018) (Metal Scrap Records)


1. Hundred 2. Unbalanced 3. Bad Math 4. It's Not My Way 5. Philosophy of Life 6. On the Hook 7. Eternal Confrontation 8. Mirror 9. The Heroes of the War 10. Dark Matter

Nuevamente tengo el gusto de reseñar una banda que no deja de sorprenderme. Habiendo hecho la crítica de su anterior LP, “In the game”, Druknroll nos presenta un nuevo trabajo (hay un EP anterior) donde nuevamente despliegan un impresionante arsenal de influencias que los transforma en una banda difícil de precisar. 
Y a diferencia de su placa previa, aquí la gama de referentes se amplió de manera manifiesta, pues está claro que al quinteto le encanta combinar y mezclar todo tipo de estilos de metal.
El resultado de este pastiche es a todas luces prometedor pero también es su talón de Aquiles, ya que la sensación constante de caos organizado y total que envuelve al disco puede llevar al oyente medio a preguntarse qué diablos está escuchando. De hecho, la misma banda se define (entre otras cosas) como una banda de metal moderno, lo cual puede llegar a ahuyentar al metalero clásico ortodoxo.
Yendo aún más adentro de “Unbalanced”, en general todos los temas poseen ritmos frenéticos y veloces, con esporádicos momentos melódicos y hasta épicos, sustentados por guitarras thrashers y vocales casi death, amalgamando de gran forma teclados progresivos que los acercan al djent y al math.
Como ya quedo más que claro, el álbum está repleto de variedad, y la maraña de sinfónico, melódico, progresivo, alternativo, thrash y death metal melódico melódico seguramente desequilibrarán tu mente. Recomendado!
Sitio web: www.druknroll.com (J.S.)

domingo, 19 de agosto de 2018

DIRTY GRAVE: “Evil desire” (2017) (Grimm Distribution)


1. Satan’s Wings 2. Until The Day I Die 3. Evil Desire 4. Evil (Is Going On) 5. Beyond The Door 6. Remorse 7. You Dead 8. The Black Cloud Comes

Cathedral  parece ser al doom/stoner lo que Iron Maiden al heavy metal. Cada nueva banda que ingresa a las ya muy trilladas aguas del doom cae inevitablemente en las comparaciones, y en mayor o menor medida dichas comparaciones son siempre fundadas. Los brasileños Dirty Grave no son la excepción y debutan con un álbum que le debe demasiado a la banda de Dorrian y cia.
“Evil desire” es un disco muy bien ejecutado, los músicos son muy competentes cada uno en los suyo (aunque creo que la batería está programada), el concepto general está a la altura de grandes producciones, pero (y aquí viene la gran contra), en estos casos se necesita mucho más que virtuosismo y técnica para trascender y evitar ser considerados meros clones, y originalidad es la palabra clave. 
Al igual que los últimos trabajos de (otra vez!!!) Cathedral, “Evil desire” no es un disco que atrape de primera, merced a la falta de gancho de la mayoría de sus temas y a la indisimulable monotonía que lo envuelve. Por otra parte, estoy seguro que los fans de Cathedral, Pentagram, Saint Vitus y (cuando no!) Black Sabbath encontraran en este álbum todo lo que sus oídos necesitan: riffs hipnóticos, un bajo omnipresente, atmósferas desérticas y un vocalista que es un tributo en sí mismo a Bobby Liebling.
En síntesis, “Evil desire” es un disco sólo para fans incondicionales del estilo. El crédito está abierto. 

viernes, 17 de agosto de 2018

SPARTAN WARRIOR: “Hell To Pay” (2018) (Pure Steel Records)


1. Hell To Pay 2. Bad Attitude 3. Letting Go 4. Court Of Clowns 5. Something To Believe 6. Walls Fall Down 7. Shadowland 8. Covered In Lust 9. Fallen 10. In Memorium

“Ni retirada, ni rendición, esta es la ley de Esparta. Y por la ley de Esparta, nos quedaremos y pelearemos. Y moriremos”. La jura del estricto cumplimiento de esta norma fue la que llevó a este destacamento creado en Sunderland en 1980 a reagruparse en 2008 (con cuatro de los cinco miembros originales, veintitrés años después de perpetrar su última ofensiva) y salir a defender en el campo de batalla un legado compuesto por “Steel And Chains” (1983) y “Spartan Warrior” (1985), dos trabajos que, junto a su participación en el recopilatorio “Pure Overkill” (1983), le encumbró a la categoría de banda de culto. “Behind Closed Eyes” (2010) les llevó de nuevo al ardor de la lucha y en el reciente “Hell To Pay” muestran -con varios reajustes en sus filas- toda su armería de puro heavy metal con ese inconfundible sonido acuñado por las bandas que, como ellos, integraron el movimiento de la NWOBHM.
Los rápidos, efectivos, directos y poderosos riffs, los afiladísimos solos, los ataques duales de las aceradas guitarras de Neil Wilkinson y Dan Rochester, la incombustible base rítmica comandada por Tim Morton al bajo y James Charlton a la batería, y la particular y aguzada voz de Dave Wilkinson (que en ocasiones puede recordar remotamente a la de Blaze Bayley y que junto a la guitarra de su hermano conforman a día de hoy el reducto de la formación inicial), conducen a Spartan Warrior a una victoria segura en la que no hace prisioneros.
El corte que da título al plástico es conciso y cortante como la hoja de una xifos, Bad Attitude es un potente medio tiempo que esconde en su interior reminiscencias del riff de Breaking The Chains de Dokken y un outro rompedor, y Court Of Clowns comienza con un matador riff a dos guitarras y atesora una hipnotizadora parte instrumental intermedia. En el ecuador del disco las guitarras acústicas de Something To Believe anuncian la llegada de esta personal e íntima power ballad, mientras que las eléctricas de Covered In Lust escupen brutales solos compartidos y una preciosa armonía doblada. Por su parte, las florituras del bajo en Fallen son sobresalientes y la manera de atacar las estrofas de Dave en In Memorium son las más brillante del álbum, con los riffs y las líneas vocales casando a la perfección. A mi modo de ver, la voz es el tendón de Aquiles de estos guerreros espartanos y salvo en este último tema, en donde aparece más arropada y dotada de mayor empaque, en el resto de composiciones se muestra excesivamente frágil y desangelada. Pero esta humilde opinión no debería poner en tela de juicio las virtudes y el legítimo valor del “Hell To Pay”, el cuarto álbum del quinteto británico, cuyo resultado suena tan natural y genuino que parece sacado directamente de una cápsula del tiempo enviada desde los anales en los que se empezaron a cimentar las bases del sonido de la NWOBHM  y que hará enloquecer a los acérrimos (¡atentos fans de Angel Witch, Tokyo Blade o Grim Reaper!) de tan célebre corriente. “¡Espartano! Regresa con tu escudo o sobre él”.

lunes, 13 de agosto de 2018

NORDLAND: “European paganism” (2017) (Satanath Records)


1. The Mountain 2. A Burning of Idols 3. Rites at Dawn

Nuevamente una banda de un solo integrante haciendo black metal. En este caso es el inglés Vohr el encargado de todo lo que fluye por los parlantes, en su quinto trabajo desde su formación en 2011. 
“European Paganism” es un álbum de solo tres canciones pero que redunda en más de 40 minutos, pues “The Mountain” supera los 27 minutos de duración. Curiosamente, semejante extensión no aburre sino todo lo contrario, pues conforme a las letras orientadas a la naturaleza, la fantasía y el paganismo, Nordland evoca el sonido de la tradición del black metal escandinavo, sumándole un aura viking que lo hace sonar más épico aun.
Riffs gélidos, atmósferas de raíces idólatras y una saludable idea de rendir homenaje a los grandes del estilo. El maestro Quorthon duerme tranquilo que su legado está bien representado.

sábado, 11 de agosto de 2018

THE BROKEN HORIZON: “Desolation” (2018) / DEFIANT: “Insurrection icon” (2018) / KESS’KHTAK: “Unwritten rules prevail” (2018) (Art Gates Records)

Tres trabajos en formato promocional (solo el CD) es lo que nos envía el sello Art Gates, y aquí damos cuenta de ellos.


1. Desolation 2. Oui 3. Rotten Blood 4. Romantic Song 5. Miss Ladark 6. Farewell 7. Nothing Gleaming 8. Nola Gertatu Da 9. Haunting me 10. Deep Pression 11. Lying truths

He aquí una banda muy interesante a la vez que arriesgada en su propuesta. Este debut de los vascos The Broken Horizon nos muestra una banda bien afianzada en una especie de deathcore mezclado con electrónica lo que los posiciona frente a una amplia gama de público. La combinación surte efecto y la banda se mueve con fluidez y buenas ideas. Riffs afilados, breakdowns, vocalización aspera y machaques por doquier. Metaleros modernos, no se lo pierdan.
Sitio web: www.thebrokenhorizon.com (J.S.)




1. Solemn in Plagues 2. Phosphorous Venus 3. Insurrection Icon 4. One With Chaos 5. Of Eternity and Trembling 6. God of the Gaps 7. Viva Dolorosa 8. Coffin Rebirth 9. Sulfur and Void 10. Casus Vir 11.  A Hymn to Uncreation

Aquí la cosa se pone mucho más extrema de la mano de los croatas Defiant y su cuarto LP. Reminiscentes de popes como Morbid Angel, Behemoth e Immolation, este cuarteto sabe precisamente a donde apuntar sus cañones, dando una acabada muestra de death/black metal de pura cepa. Muy interesante.
Sitio web: www.facebook.com/defiant.croatia (J.S.)




1. Born With A Curse 2. A Late Sense Of Relief 3. The Ordeal 4. Of Roaches And Rats 5. Unwritten Rules Prevail 6. Algorithm Of Hate 7. Nihilism 2.0

Finalizamos con otra banda extrema, también enrolada en el deathcore, pero esta vez tiznado de grind. “Unwritten rules prevail” es ya el octavo trabajo de estos suizos, y es increíble la fiereza y precisión que meten en esta especie de EP de siete tracks. Devastadores por donde se los mire, imaginen una mezcla entre Napalm Death y Cannibal Corpse. Tremendo.
Sitio web: www.facebook.com/kesskhtak (J.S.)

Una lástima que no pueda decir nada del arte de tapa y presentación general de los tres discos, pero bueno, como sea estamos en presencia de tres bandas que muestran que el under está más activo que nunca.

domingo, 5 de agosto de 2018

AEGRI SOMNIA: “Ad Augusta per Angusta” (2017) (Symbol of Domination)


1. Seran 2. Señor Platero 3. La Culebra 4. La Deshonra 5. Molinero – Vengo De Moler 6. La Niña De La Arena 7. Romance De Santa Elena 8. Ronda De Mayo 9. Rondón Del Enamorado Y La Muerte 10. Charro Del Labrador 11. Veneno

“Ad Augusta per Angusta” es una recopilación de temas populares de toda la Península Ibérica de finales del siglo XIX y principios del siglo XX.” Así reza en el bandcamp de Aegri Somnia, y hoy venimos a contarles de esta banda de España, que nos presenta su disco debut en el cual muestran que llevan el folk por bandera, música étnica por donde la mires, letras que nos cuentan partes de la historia española, una música que recorre oscura el interior del disco, casi de una forma pagana.
El dúo lleva casi seis años de formado (no se pierdan de leer en su BC acerca de cómo fueron las primeras improvisaciones de estos temas), y el resultado final de “Ad augusta per angusta” no podría haber sido mejor y más original. Porque si una palabra define a este álbum es esa justamente, “original”, destilando pasión y sentimiento, y destruyendo nuestras estructuras metálicas para sumergirnos en un viaje de belleza poética, en gran parte merced a la delicada y dulce voz de Cristina Galván, que me recordó a la de Candice Night.
Tal vez la segunda palabra que defina esta placa sea “excéntrica”, porque si hay que decir que este disco es para esos gustos folklóricos pero no metaleros.
Lo dicho, para gustos exquisitos, pero si no lo has probado aun, no dejes de hacerlo…

jueves, 2 de agosto de 2018

DISORDER: “Fuego negro” (2017) (Symbol Of Domination)


1. Carroñeros De Justicia 2. Existencias Paralelas 3. Bajo El Yugo De La Ignorancia 4. 333 5. Tiempos Violentos 6. Misantrópica Barbarie 7. Fuego Negro

Tres años se hicieron esperar estos monstruos para editar este tamaño disco que es "Fuego negro". Nada menos se podía esperar de este dúo salvadoreño integrado por Jorge Montesino y Iosif Najarro, el cual cuenta como invitado a un paisano, nada menos que Guillermo Romero, vocalista de Serpentor.
Yendo a lo más importante, "Fuego negro" es una auténtica muestra de speed/thrash/death amalgamados de forma tal que es imposible no comenzar a sacudir la cabeza. En un álbum que no tiene desperdicio, las velocísimas "Carroñeros de justicia" y “Bajo el yugo de la ignorancia” se llevan los aplausos, pero en síntesis, casi media hora de riffs, baterías a los palos (Najarro descolla) y la corrosiva voz de Montesino para redundar un trabajo impecable. 
La espera valió la pena, Disorder está en plena forma para seguir mostrando el camino, y "Fuego negro" se perfila para clásico. Thrash 'til death!