miércoles, 20 de octubre de 2021

FULLMANE: “Lurking In The Dark” (2020) (Sliptrick Records)

1. The World Will Burn 2. Cut Me Open 3. Space1 4. Lurking In The Dark 5. Break Away 6. Addicted In Broke 7. Space2

Acordes duros, ásperos y agudos desde el inicio del albúm con The World Will Burn, un Black metal a la vieja escuela con gruñidos y ganchos continuos duros con un poco de influencia de punk metal, mientras Cut Me Open continua con la misma línea y escala, acordes ásperos y agudos.
Asi "Lurking In The Dark" presenta 7 pistas constantes y densas, abriéndose con una armonía oscura pero ardiente, una blasfemia crudamente áspera y chillante, con voz atormentadora de la malicia mientras surge con los golpes fuertes con reverberación temblorosa de la batería.
La composición es una armonía agonizante y explosiva por momentos, Punk y Black hacen aquí presencia como se comentó, melodías sulfurosas, ásperas, duras se escuchan y manifiestan progresivamente con estabilidad técnica de fondo.
"Lurking In The Dark" es un buen albúm debut, con todos los elementos clásicos del Black a la vieja escuela! Para todos los maníacos del Black Metal combinando un poco o depende la dosis de Punk metal, así que échale un vistazo ¡si te atreves! ¡Con alto impacto de oscuridad!

sábado, 16 de octubre de 2021

THE AGE OF ORE: “Trying Times” (2019) (Independiente)

1. Deadline 2. Drying Times 3. Wings Of Steel

The Age Of The Ore es un jovencísimo trío de metal y hard rock que viene dando guerra desde el año 2016. La banda, nacida en Filadelfia y formada por Jacob Hoopes a la guitarra y la voz, Lucas Hoopes a la batería y Deven al bajo, grabó en 2019 (cuando aún eran unos impúberes adolescentes de edades comprendidas entre los 13 y los 16 años) el EP “Trying Times”, una primera obra que ha tenido continuidad a través de la publicación de cuatro singles en formato digital durante el presente año.
Pero retomando el pulso al EP que es motivo de nuestra reseña por su reciente edición en cedé, el tridente norteamericano desgrana en este breve trabajo una sugerente propuesta que, tomando como referencia la esencia sonora de bandas clásicas del heavy metal de los ochenta, aparece tamizada por las influencias del metal alternativo surgido en los noventa. Evidentemente, encontraremos clamorosos errores fruto de la inexperiencia (los patrones de baterías repetidamente desacompasados que embrutecen la sección rítmica son un flagrante ejemplo), pero podríamos pasarlos por alto en favor de la temprana edad del terceto y de la ilusión y el empeño que imprimen a los temas de componen esta referencia. Y es que el hecho de que unos chavales vean cumplido su sueño y además obtengan un resultado tan sólido (a pesar de los desajustes antes expuestos), debería considerarse a todas luces como un triunfo mayúsculo para la sempiterna existencia del metal.
El denso y pesado riff inicial de Deadline, fuertemente influenciado por el oscuro libro de estilo de Black Sabbath, toma rápidamente unos derroteros más roqueros y contemporáneos presentando un melódico estribillo arropado por un colchón de teclados.
Drying Times muestra un riff que indefectiblemente nos recuerda aquél con el que arranca el tema Don’t Talk To Strangers de Dio, aunque, como ya pasó con la anterior pista y a medida que ésta avanza, adquiere de nuevo cierto deje alternativo acompañada por la poderosa, agradable y personal voz de Jake deslizándose sobre los acordes de guitarra.
Wings Of Steel tiene un sucio riff que despega con un agradable aire groove -y cierta reminiscencia a la canción Devil’s Dance de Metallica- y una parte central de entrecortadas guitarras (brillantes a lo largo de toda la producción) que son el preludio de un solo que, de nuevo, raya a gran nivel.
Bridemos nuestro apoyo a The Age Of Ore y concedamos un merecido margen de confianza a “Trying Times” … ¡Ellos son parte del futuro del acero y de todas las aleaciones del metal!
Sitio web: www.theageofore.com (M. M.)

sábado, 9 de octubre de 2021

SANDBREAKER: “Children of the Erg” (2021) (Defense Records)

1. Children of the Erg 2. Sand Thrower 3. Smugglers of the Spice 4. Walk Without Rhythm

La escena metalera en Polonia parece estar más activa que nunca. Sandbreaker se despacha con su tercer trabajo en tres años, lo que muestra a las claras que la creatividad no les es ajena a estos oriundos de Rybnik.
Inmediatamente comenzado este EP ya tenemos una idea de que va este cuarteto. Doom/death de pura cepa, y que me recordó mucho (muchísimo) a los primeros trabajos de Cathedral, aunque sin esa exagerada longitud en la duración de los temas, lo cual siempre es de agradecer.
Los cuatro temas no se apartan del manual del estilo. Riffs lentos, “gordos” y densos, melodías arrastradas, voces de ultratumba y todo esto abrazado por una atmósfera sólida y abrumadora.
Mi favorito es sin dudas “Walk Without Rhythm”, donde la banda pisa el acelerador un poco y el cuello empieza a moverse sin casi darte cuenta.
Chequéenlo, Sandbreaker parece tener muy en claro cuál es su objetivo.

miércoles, 6 de octubre de 2021

LIPSHOK: “Shadows of a Dark Heart” (2020) (Sliptrick Records)

1. Answer the Call 2. Don't Fear Defeat 3. Looking Glass 4. Without a Flame 5. And So He'll Fly 6. Alive Once More 7. Revenge 8. Unknown 9. The Unwinding 10. Path of Stone 11. Bad Place

La banda estadounidense Lipshok, nos dejó un albúm repleto de rock gótico principalmente, con un poco de Melodic Rock, notas largas, movimientos lentos de momentos, acordes suaves y un poco fuertes en algunos pasajes o cambios de tempos con entradas instrumentales.
En el inicio del albúm con Answer the Call con órgano en una obertura dramática, con registro suave, limpio y ganchos vocales pegadizos, también temas melancólicos y un poco oscuros como en  Without a Flame, o en Looking Glass, un solo de guitarra pasional y melancólica que escuchamos en Without a Flame también y un poco de mayor contundencia como por ejemplo en la canción de And So He'll Fly con un poco de Rock Goth un poco más denso.
Y así tenemos un poco de variados temas como en Alive Once More una pista de Melodic Rock aún más suave pero con la misma intensidad en los acordes y finalmente en Unknown con una bella obra final de piano y acústico muy atmosférico.
Así el albúm "Shadows of a Dark Heart" es un sólido álbum en una sola línea y estilo Melodic Goth Rock, con un estilo clásico sin caer en las modernidades un poco más electrónicas o frías, un buen albúm para aquellos amantes del Rock Goth!
Sitio web: www.lipshok.com (R.Z.)

sábado, 2 de octubre de 2021

MARBLE: “S.A.V.E” (2021) (Sliptrick Records)

1. Mine 2. Heartless Disease 3. 30 Silver Coins 4. My Mask Collection 5. What Leads Us To 6. To Feed The Worms 7. A Darker Shade Of Me 8. Where Is The Light 9. Timelines 10. Daymare Downs 11. Sins And Virtues Ending

Marble son una banda italiana de metal melódico que fusiona agresividad y melodía mezclando demoledores patrones de batería y musculosos riffs de guitarra cercanos al death melódico de unos In Flames, con detalles progresivos, vetas sinfónicas, pegadizas armonías y épicos estribillos. La banda se formó durante la primavera de 2003 en Mortara de la mano del batería Mirko Lasgna y el bajista Daniel Febla, a los que se unieron los guitarristas Omar Gornati y Paul Beretta, el teclista Jacopo Marchesi y la vocalista Annalisa. Tres años más tarde, y habiendo publicado una maqueta, el batería y la cantante abandonan la nave, y en su lugar entran respectivamente Gianluca Bassignani y Jack Cherubini. La nueva formación graba en 2008 el debut A.t.G.o.d (acrónimo de “At The Gates Of Destruction”) y el EP “Marble” en 2010, pero poco después el sexteto de la Lombardía queda en barbecho hasta 2019, momento en el que Norman Ceriotti y Eleonora Travaglinoon se hacen cargo de las baquetas y el micrófono y, con renovadas energías, la banda se conjura para lanzar “S.A.V.E” (acrónimo está vez de “Sins And Virtues Ending”), su segundo larga duración. Las canciones del álbum, algunas de ellas con músicos invitados, presentan una conexión lírica centrada en las tres virtudes teologales y los siete pecados capitales (siendo encarnados cada uno de ellos por una canción en particular).
Las iniciales notas de piano de Mine saltan por los aires envestidas por una batería incontestable y unas guitarras cortantes que posteriormente se atemperan y abrazan el melódico estribillo; un recurso, el de los contrapuntos, que la banda rentabiliza de maravilla. Heartless Disease empieza con una melodía que busca su espacio entre el durísimo riffage, posee un verso principal dotado de gran lirismo y meritorios solos de teclados y guitarra, mientras que en 30 Silver Coins las gruesas guitarras y el quirúrgico doble bombo toman el control, en una brillante pista de estribillo coral y de tintes sinfónicos en donde la voz de Eleonora Travaglinoon recibe al final de las estrofas la réplica gutural de Maurizio Caverzan (In-Sight). Eleonora tiene un registro limpio y melodioso que va como anillo al dedo con la propuesta de los pavesanos, pero en algunas canciones parece perder el control sobre su órgano, hecho que debería ser subsanado en venideras producciones. My Mask Collection destaca por la entrada de la voz sobre un punteo y un apabullante ritmo sincopado, y por un fenomenal cambio de ritmo que allana el terreno a otro estribillo cargado de dramatismo. Los teclados iniciales de What Leads Us To insinúan una melodía precisada por una sangrante guitarra que, después que Travaglinoon gane su cota de protagonismo, firmará un intenso solo, y To Feed the Worms recupera los aires made in Gotemburgo con un ritmo entrecortado y un fantástico desarrollo entre diferentes tempos y texturas. A Darker Shade Of Me es un preciosa y desnuda pieza acompañada por las delicadas cuerdas de Barbara Rubin y Francesco Bossoni, una pausa ante el arranque demoledor de teclado y guitarra con el que prende Where Is The Light, otro tema en donde la voz de Eleonora se desliza sobre el bajo y la batería y hace dueto con Caverzan en la hímnica estrofa principal. Timelines y Daymare aportan la mayor dosis lírica y sinfónica al disco, mientras que Sins And Virtues Ending es una breve pieza instrumental que lo cierra a modo de outro.
“S.A.V.E” es un redondo interesante y heterogéneo, de pulida producción y sublime ejecución. Otro punto de inflexión en la carrera de Marble y en cuyos surcos los lombardos exploran variedad de estilos con el fin de forjarse una personalidad propia. ¡Buen trabajo y prometedor futuro de una banda que está a punto de cuajar su propuesta!
Sitio web: www.marbleheavymetal.com (M.M.)

sábado, 25 de septiembre de 2021

DYING SUN: “Doomsday Cometh” (2020) (Independiente)

1. Intro 2. Suicide Ride 3. Serpent Rising 4. Forked Tongue Devil 5. Fall To Ashes 6. Deepest Winter 7. Feel The Need 8. A Wake At Dawn 9. Psycho Junkie 10. God Of War 11. DoomsdayCometh 12. Freedoms Death

Interesante álbum, de Dying Sun con su debut, “Doomsday Cometh”, un conjunto integrado por Matty D., Damon Robinson y Anthony Dwyer.
La placa tiene doce canciones llenas de fatalidad tal como es un poco el género Doom, oscuridad, energía y combinaciones de estilos metaleros y rockeros, con un sonido noventero en ciertos momentos, voces limpias, acordes distorsionadas con temáticas oscuras del lado humano.
Dentro del estilo también tenemos metal crudo, áspero y riffs agresivos, muy buenos, intercalando en tempos con un estilo heavy metal con un poco de toques instrumentales como en Serpent Rising.
Hay acordes disonantes también y batería regulares. Se tiene varios tempos y estructuras musicales para tener un estilo característico de la banda con algunas influencias notables dentro de su sonido como son los elementos progresivos.
El álbum debut tiene un comienzo bueno con letra, sonido y conceptos interesantes, buena estructura y composición musical con los elementos dichos anteriormente. Si eres fan de estas súper combinaciones musicales, oscuras, llenas de hardrock y heavy metal, escúchalos!

domingo, 19 de septiembre de 2021

GASOLINE GUNS: “Motor Cult” (2021) (Defense Records)

1. Bourbon Burns 2. Under Wicked Sky 3. Hell Thunder 4. Gasoline And Guns 5. El Pistolero 6. This Road Is A Snake 7. Nothing To Prove 8. Wheels Of Rust 9. And That's Why We Drink

Ajustándonos a la información promocional que acompaña este trabajo, una oda al whisky añejo, a las carreteras desiertas y al rock’ n’ roll visceral será lo que hallaremos en “Motor Cult”, el incendiable segundo larga duración de Gasoline Guns. Y efectivamente, no se podría haber descrito mejor la propuesta que nos entrega el quinteto ucraniano formado por Dmytro “Talladega” a la voz, Volodymyr a la batería (ambos exintegrantes de los deathmetaleros Gromm), Danylo Sobolev y Volodymyr Zvol a las guitarras y Andrew Moyseenko al bajo: heavy metal de alto octanaje con voces ásperas (definido por la propia banda como metal’ n’ roll) que, lubrificado con el espíritu de Lemmy y sus Motörhead en todas y cada una de las canciones, combustiona un sonido hermanado con el de bandas como Nitrogods o Chrome Division. El grupo, oriundo de la ciudad de Chernihiv, se creó en 2013 y desde entonces ha facturado una maqueta, el debut “Rust’ N’ Dust” (2016), varios singles y este inflamable “Motor Cult” que analizamos a continuación.
Bourbon Burns es una inmejorable manera de destapar la botella, siendo un sincero y sentido homenaje en toda regla al sonido de Motörhead, con un riff que golpea los dos canales estéreo, un ritmo desbocado, un poderoso bajo y una voz castigada por los excesos, conducida en el estribillo por un inteligente arpegio. El siguiente número, Under Wicked Sky, tampoco baja las revoluciones con unas afiladísimas guitarras, un fabuloso riffage recortando las frases y una estrofa principal cantada a coro por toda la banda. Hell Thunder posee una brutal línea de guitarra, un sutil cambio de ritmo en el puente y un atronador estribillo, y Gasoline And Guns es un pelotazo sin paliativos, con un riff roquero, unas desbocadas cuerdas de cadencia cabalgante propulsando la voz, un letal verso principal cantado por la banda al unísono y un solo de aúpa.
El Pistolero es un particular hillbilly, previamente pervertido por la banda, de musculosas guitarras, y This Road Is A Snake tiene un aire sureño, denso y pegajoso, un sutil rasguear de guitarra acústica mientras la eléctrica insinúa una melodía y posteriormente descarga toda su distorsión, un apabullante cambio de ritmo y un extenso solo que finiquita el tema.
Nothing To Prove guarda un riff palpitante, unas vibrantes guitarras rítmicas y un genial puente que se desacelera para firmar el alentador estribillo, Wheels Of Rust esconde una melodía solista emergiendo entre el durísimo riff y un bombeante ritmo de guitarra que va variando de tono, mientras que And That's Why We Drink, con su pertinaz doble bombo y su manifiesto título, cierra el álbum redundando en lo mostrado por el combo a lo largo de los fugaces treinta y cinco minutos de duración del redondo.
“Motor Cult” es un álbum honesto y poderoso, lleno de arrogancia y actitud, y que cumple a la perfección con el objetivo máximo del viejo rock’ n’ roll: entretener. Es como el rodillo metálico de una apisonadora -conducida por unos bandoleros del metal a quienes se debe tener muy en cuenta- que lo aplasta todo a su paso sin dar opción a nada. ¡Dale al play y disfrútalo en compañía de ese trago que reservas para las grandes ocasiones!
Sitio web: www.facebook.com/gasguns (M.M.)

viernes, 10 de septiembre de 2021

ULCER: “Dead Souls Cathedral” (2021) (Defense Records)

1. Those Black Gods 2. Not the One 3. Cold Darkness 4. Eternal Night 5. Off We Go 6. Die with Us 7. Disintegration 8. Dead Souls Cathedral 9. Into the Chasm

Tenemos un albúm completamente lleno de Death Metal de la vieja escuela, donde podemos escuchar los cambios de tempos, entre unos rápidos y otros lentos, cuando la fuerte y gutural voz hace presencia de excelente manera.
Todos detectarán detalles técnicos y un claro camino melódico hasta cierto punto bajo su propia brutalidad, como en algunos riffs que escuchamos y solos con esos acordes ásperos y otros más densos.
El álbum se enfoca esfuerzos en los elementos de la vieja escuela del Death metal! Como un Morbid Angel o Death mismo al estilo americano con mejor sonoridad, escalas y un registro vocal comprensible a los oídos.
En síntesis, tenemos un buen trabajo técnico con acordes y batería fuerte y brutal en “Dead Souls Cathedral” con muchas influencias de la escena del Death Metal, ideal para un adicto e iniciador del Death Metal, "Dead Souls Cathedral" es un buen álbum dentro de este estilo para comenzar en este poderoso camino! Y para todos aquellos fans de Morbid Angel, Dismember, Entombed, Cannibal Corpse entre otros más!

sábado, 4 de septiembre de 2021

THE BLACK THUNDER: “Into The Darkness We All Fall” (2021) (Defense Records)


1. Everybody Lies 2.Self Destruction 3. We Are The Evil Masters 4. Pain Inside My Head 5  We Are All Born Of Nothingness 6. Everlasting Search For Inner Peace 7. The Sun Is Falling Down 8. After A Downfall - Rise! 9. Flowers On My Grave

The Black Thunder es una banda polaca nacida el año 2009 en la ciudad de Bytów e “Into The Darkness We All Fall” es su segundo elepé después de publicar una maqueta, los epés “The Thunder Is Black” (2012) y “A Quick Shot” (2013), y “Visions In Black” (2017), su opera prima. Este comando negro casubiano (formado por Szczepan a la voz y el bajo, Dyx a la batería y Bam y Kiełpa a las guitarras) elabora un metal que, incorporando notas de doom, stoner y sludge, nos arrastra a un torturado y encolerizado viaje repleto de atmósferas lóbregas y opresivas, tempos densos y pesados, riffs de baja afinación, distorsión embrollada y voces que fluctúan entre los tonos afligidos y los agresivos.
Everybody Lies empieza con una hipnótica melodía inicial, una voz pesarosa y una cadencia lenta y parsimoniosa hasta que la garganta de Szczepan se rasga e irrumpe el dinámico cambio de ritmo con un intenso riffage y visos groove. Sin tiempo para tomar aire nos asalta la densa Self Destruction embistiendo con su rotundo estribillo y entregando posteriormente unas vaporosas estrofas que aportan una interesante combinación de texturas. La potente We Are The Evil Masters tiene unos elaborados patrones de batería, una fantástica progresión de acordes adornando el riff y un largo y flemático final instrumental, mientras que la enérgica Pain Inside My Head ofrece un simbiótico ataque consumado por los timbales y las seis cuerdas, un efectivo juego entre registros semi-narrados y rotos, una definida melodía de guitarra y una estrofa principal de las que no se olvidan fácilmente. We Are All Born Of Nothingness nos noquea con un extenso riffage de diferentes intensidades y remate groovemetalero, y nos sorprende con la inclusión de una especie de recitado mantra. Everlasting Search For Inner Peace es un breve tema instrumental construido sobre un sencillo arpegio, The Sun Is Falling Down tiene una cadencia plúmbea que se activa con la llegada del determinante estribillo y nos ofrece en su ocaso un interminable solo de batería que se va desvaneciendo y engarza con el comienzo de After A Downfall - Rise! que se presenta como otra insondable descarga sónica que coquetea con los blast beats. Finalmente, Flowers On My Grave se corona como la gema del disco con un increíble inicio a medio camino entre el gothic y el dark, un vigoroso cambio de ritmo cargado de distorsión, una genial estrofa principal acompañada de una aguzada línea de guitarra y un escueto solo que, visto lo poco que se han prodigado éstos a lo largo del disco, se agradece.
“Into The Darkness We All Fall” es un álbum que necesita de varias catas para poder apreciar todos sus matices ya que su cromatismo monocorde dificulta, en las primeras audiciones, la distinción de los temas entre sí, produciendo esto un efecto letárgico y casi soporífero. Salvado este obstáculo inicial, acaba siendo como un buen vino que mejora con el paso del tiempo. 
La oscuridad está cayendo sobre ti. ¿Estás preparado para dejar que te envuelva?

martes, 24 de agosto de 2021

FAECES: “Nihilominus” (2021) (Defense Records)


1. Life Is Chaos 2. Despondency 3. Company Of Cold Skulls 4. My Demons Are Dead 5. Infirmity 6. Burn In Disgrace 7. Fury 8. Decayed Liver

Un inicio melódico y después la batería a todo lo que da, un brutal death con unos tempos progresivos y técnicos, ‘Nihilominus’ nos trae esta nueva tormenta de potencia y sonoridad cargada de metal punzante y brutal, mezclada con esa armonía que tienen los polacos en su albúm como es el inicio del albúm.‘Life is Chaos’. 
Mucha brutalidad con acordes pesados y densos con total agresividad! El blast de la batería bestial y potente, como en “Company of Cold Skulls” con muy alto nivel con una brutalidad progresiva y técnica y así nos podemos seguir como en Fury, con instrumentaciones técnicas y riffs desafiantes y potentes. 
Un albúm de mucha técnica progresiva y brutal death metal, con armonías y estructuras excelentes, con una poderosa voz que se mantiene con el registro y escala potente.

viernes, 20 de agosto de 2021

SUNRISE: “Equilibria” (2021) (Music Gym Records)


1. Wings Of The Dreamer 2. Equilibrium 3. We Are The Fire 4. Wild Swans 5. Call My Name 6. Unbroken Dreams 7. Life Is A Journey 8. The Only Reason 9. The Bridge Across Infinity 10. The Shadow 11. The Bell 12. Nightingale 13. Rebel Yell

Sunrise son una banda kievita de power metal melódico en activo desde 2003 que, bebiendo de las aguas manadas por Stratovarius, combina con sumo acierto el sonido de los primeros trabajos de Sonata Arctica y la vena más progresiva de los últimos de Kamelot. “Equilibria”, lanzado gracias a una campaña de crowdfunding como su predecesor “Absolute Clarity” de 2016, es el cuarto elepé que publica este quinteto compuesto por el vocalista (y único miembro original) Konstantin “Laars” Naumenko, la teclista y segunda voz Daria Naumenko, el guitarrista Maksym Vityuk, el baterista Alexander Ignatenko y el bajista Vladyslav Sedov. Tras la edición a lo largo de estos dieciocho años de innumerables singles, un EP, un DVD en directo y dos participaciones en discos de tributo, los ucranianos han facturado, como bien reza su título, un trabajo equilibrado entre cortes galopantes y otros más contenidos y experimentales, en donde destacan las dominantes y esenciales melodías de teclado secundadas por embaucadoras atmósferas de sintetizador, el empuje imprescindible de las líneas de guitarra que se precipitan hacia solos cargados de feeling, precisos ritmos de batería trituradores y detallistas, y la perfecta conexión entre las voces de la pareja Naumenko que brillan sobremanera cuando se funden en fragmentos corales y en emocionales duetos.
Wings Of The Dreamer es una maravillosa muestra de power metal europeo de primera, con una armonía inicial cargada de dramatismo, un pulverizador doble bombo, un riff vertiginoso en paralelo al colchón de teclados y un estribillo de los que erizan la piel. Equilibrium luce una cadencia sincopada y aires más progresivos, y la voz de Daria toma protagonismo para, posteriormente, fundirse maravillosamente con la de Laars en el bello verso principal. 
We Are The Fire es otro corte mayúsculo y rápido, con un estribillo vocalmente influenciado por Tony Kakko y guiño incluido al sonido de teclados popularizados por Dragonforce. Wild Swans atesora un explosivo puente, unos excelentes toques orquestales y un solo compartido de teclas y cuerdas de acero, y la power ballad Call My Name marca otro punto álgido con una imponente línea de bajo, un celebrado crescendo instrumental, un emotivo estribillo y un toque exótico con la inclusión de la bandura. Unbroken Dreams muestra una onda muy Kamelot y unos teclados experimentales, mientras que Life Is A Journey, que cuenta con la colaboración de la rugosa garganta del eslovaco Mayo Petranin, es un desenfrenado power metal de libro que tiene una hímnica estrofa principal y unas musculosas y palpitantes guitarras. The Only Reason es una pista pausada de tintes sinfónicos que arranca con la operística voz de Daria y continua con la de Konstantin para confluir ambas en el precioso y dramático estribillo, del mismo modo que sucede en The Bridge Across Infinity, otra canción redonda en la que aflora nuevamente la apreciable influencia de los de Youngblood. En The Shadow y en The Bell brillan los maravillosos teclados y unas hermosas melodías vocales, la intensa Nightingale tiene unas gruesas guitarras y una bella pátina de sintetizadores, y Rebel Yell concluye el elepé con una gran carga prog, unas efectivas guitarras entrecortadas, un estribillo de perfil épico y un fenomenal solo.
Sunrise no hacen nada que no hayas escuchado antes, pero “Equilibria” tiene unas composiciones sólidas y elaboradas, una producción sobresaliente y un sonido de primerísimo orden. Si eres fan del injustamente malmirado power metal europeo, melódico, veloz y con tintes progresivos, estás tardando en pasar por caja. Si por el contrario hace tiempo que decidiste repudiar el estilo, estás perdiéndote un gran álbum...

miércoles, 11 de agosto de 2021

THE VEITH RICARDO PROJECT: “Storm Warning” (2021) (Pure Steel Records)

1. Running Away 2. The Green Tractor 3. Storm Warning 4. Hit the Wall 5. Eruption of Corruption 6. Anathema Maranatha 7. Longing for Home 8. Lighthouse 9. Always 10. Highest Mountain 11. I Still Love You

El álbum es conceptual con un poco de elementos rock tipo épico, con una gran partitura y letra, muchos teclados, guitarras con acordes mezclados, progresivos y densos con una entrega del vocal muy intenso.
Hay bastantes estilos también, desde hard rock, rock progresivo como dije, rock melódico con elementos electrónicos en esos teclados muy bien hechos.
Cada canción o cada interpretación tiene algo nuevo, no es un álbum de una sola línea musical, estilo o letra.
Baladas y expresiones más emocionales como en “Highest Mountains”, entre otras características con batería discreta y presente, el trabajo de este proyecto es de gran guitarra, acordes, estilo melódico, teclados emocionantes, voces ricas con un corte épico y expresivas de Ricardo.
Este álbum te brindará momentos de deleite si eres fan de estos estilos, con algo nuevo en cada canción sin duda!

viernes, 6 de agosto de 2021

UNDER A SPELL: “The Chosen One” (2021) (Pure Steel Publishing)

 

1. Padurea Neagra 2. Voodoo Doll 3. Forever Done 4. Judgement 5. The Chosen One 6. Invitation To A Dark Sleep 7. Into The Dark 8. Cast A Spell 9. Atihad 10. Crushed By The Stones 11. My Dead Life

Under A Spell es una banda nacida en Dallas en octubre de 2017 y formada por Tom y Pam Roser al bajo y a la voz respectivamente, Stergas Stockwell y Jason Gully a las guitarras y Eric Smith a la batería. El quinteto texano, que practica un heavy metal poco lustroso en el que confluyen elementos de stoner y power americano, publicó en 2019 “The Chosen One” a través de las plataformas digitales y ahora la factoría de Pure Steel lo relanza en formato físico. Curiosamente, lo primero que sorprende es la deficiente y desequilibrada producción con la que cuenta el trabajo y que hace que el sonido esté más cercano al de una maqueta que al de un disco compacto aparecido bajo el abrigo de un sello discográfico: las guitarras suenan débiles y ahogadas, la batería se escucha descoordinada y horriblemente sonorizada, y la voz, que exprime el falsete hasta la extenuación, emplea un registro demasiado monocorde. La consecuencia de todo ello es que las canciones son uniformes, aburridas y, salvo en momentos puntuales, disipan cualquier atisbo de interés auditivo a causa de la desafortunada maraña sonora que las envuelve. Pero vayamos por partes…
Padurea Neagra es una pista instrumental de aires sabáticos y bonita melodía, y Voodoo Doll nos brinda un riffage invariable e imperecedero (una constante también en el resto de canciones) y en su tercio final la pieza se interrumpe extraña y súbitamente para dar entrada a un extensísimo solo de batería acompañado de unas densas guitarras.
Forever Done posee un buen ataque inicial, Judgement tiene una introducción atronadora de batería y un cambio de ritmo muy stoner, The Chosen One arranca con un buenísimo riff y su estribillo contiene un giro melódico que se agradece, mientras que Invitation To A Dark Sleep es un luengo tema con diversos fragmentos de cuerdas arpegiadas.
Into The Dark nos atrapa con una atmósfera groovemetalera, un registro más natural por parte de Roser y unas poderosas guitarras, mientras que Cast A Spell tiene un interesante uso de la pedalera, un formidable cambio de ritmo en el que se refugia el estribillo y un excelente solo. Sin lugar a dudas, ambos temas se erigen como los más redondos del álbum.
Atihad es un fabuloso y breve tema instrumental con tambores tribales y melodía de corte oriental que hace las veces de preludio a Crushed By The Stones, y My Dead Life tiene un atrayente verso principal y un desacelerado y poderoso fragmento posterior.
Partiendo siempre del reconociendo al enorme esfuerzo que hay detrás de la creación de un disco, “The Chosen One” sólo puede calificarse de frustrada y deslucida puesta de largo. Quizás en una próxima ocasión, si les ponen a su alcance un productor y unas condiciones técnicas óptimas, estos hechiceros de Fort Worth consigan una “pócima” que se acerque a los mínimos de calidad que se merece el oyente medio y su “embrujo” nos permita valorar en su justa medida el trabajo contenido en su “caldero”.
Sitio web: www.underaspellband.com (M.M.)

viernes, 30 de julio de 2021

ANGEL MARTYR: “Nothing Louder Than Silence” (2021) (Iron Shield Records)

 

1. Black Rose On A Frozen Grave 2. The Legion Of The Black Angels 3. Forgotten Metal 4. Black Twin Rising 5. Climbing The Walls Of The Abyss 6. Marked By The Woodblade 7. Reckless Master 8. Nothing Louder Than Silence 9. The Arrival In Geresenes' Land 10. My Name Is Legion

Angel Martyr son el power trio de Piombrino, en la Toscana italiana, que recientemente han visto publicado su segundo elepé titulado “Nothing Louder Than Silence”. En activo desde 2010, aunque el germen lo encontramos en la banda Whaith Sing creada cuatro años antes, los de Livorno -con el cantante y guitarrista Tiziano “Hammerhead” Sbaragli como único miembro fundador tras la marcha de Tiziano “Atreiu” Chater- lanzaron su demo homónima (2014), su EP ”Prelude” (2015), su opera prima “Black Book: Chapter One” (2017) y el flamante “Nothing Louder Than Silence” con la formación configurada actualmente por el bajista Dario “Destroyer” Rostix (a bordo desde 2012) y el batería Niccolo Vanni.
La banda toca un heavy metal puro que flirtea con influencias del speed y la épica, fruto de una inesperada alianza entre Running Wild y Manilla Road. Así nos toparemos con riffs sencillos y súper efectivos (en todos les temas se prolongan en distintos apéndices secundarios que actúan como engarce con los primeros versos), una batería arrolladora e incombustible, una voz versátil con giros un tanto peculiares que se erige como una de las señas de identidad del combo (aunque para mi gusto peca de demasiado nasal y aguda en muchas ocasiones), y un loable trabajo de guitarras entronizado por unos extensos solos cuyas diferentes partes se reproducen en uno u otro canal dando la sensación que son dos los instrumentistas quienes comparten la ejecución de la pieza.
Black Rose On A Frozen Grave es la larga introducción de bonita melodía interrumpida por el tañido de las campanas y una narración que nos imbuye a recibir The Legion Of The Black Angels, una muestra fehaciente de los que mejor saben hacer estos atormentados mensajeros del todopoderoso: un corte veloz con un oscuro puente y un guerrero estribillo apoyado por unos coros que parece sacado del catálogo de los piratas de Rolf Kasparek, algo con lo que volvemos a encontrarnos en Black Twin Rising, una gema de fabulosa y palpitante línea de guitarra.
Forgotten Metal, dedicada al fallecido Mark Shelton de Manilla Road, nos muestra el lado más épico y true de los italianos con un solo compartido y una armonía doblada, Climbing The Walls Of The Abyss empieza con un demoledor riff y un tono vocal muy agradable (que se torna un tanto irritante cuando sube varias octavas), continua con una melodía en el estribillo que nos recuerda de nuevo a Running Wild y finaliza con un buen agudo, y Marked By The Woodblade es otro rapidísimo corte con un atronador doble bombo que, con la llegada del estribillo, se ralentiza confiriendole un toque heroico y termina con una rendición de las que hacen época.
Reckless Master mantiene el pulso, mientras que el tema que titula el álbum tiene un letal riff que impulsa de forma formidable el estribillo. The Arrival In Geresenes' Land es una pista inicialmente acústica de aire medieval, con posteriores timbales tribales, voz narrada y tétrica melodía de guitarra que enlazan con My Name Is Legion, una epopeya de más de doce minutos en la que podemos encontrar versos con voces guturales en contraposición a otras agudas al estilo del Rey Diamante, fragmentos instrumentales con cadencias blackmetaleras, partes acústicas y épicas melodías, así como unas notas de piano concluyendo el tema.
“Nothing Louder Than Silence” es un álbum del que necesitas impregnarte para gozarlo. Un trabajo honesto en el que prevalece la recreación de los cánones marcados por los referentes del trío y con el que los de Livorno cumplen sobradamente con su propósito de disfrutar y hacernos partícipes de ello.
Sitio web: www.angelmartyr.com (M.M.)

domingo, 25 de julio de 2021

JUHA JYRKÄS: “Sydämeni Kuusipuulle” (2019) (Earth and Sky Productions)

1. Poimotus 2. Kymmenen Kyrvän Nimeä 3. Otson Voima 4. Hämärästä Aamunkoihin 5. Manalan Valtikka 6. Korpien Kutsu 7. Nuole Mua 8. Voimaa 9. Tulisydän 10. Honkajuurella Asunto 11. Juhlapäivä

Es interesante este álbum debut de Jyrkäs, siendo reeditado, con un auténtico folk/pagan/metal con un poco de toques o atmósferas de black, oriundo y lleno de fantasía, ocultismo y mitología finlandesa.
Lo que me llama la atención es que no usa instrumentos comunes como lo son guitarras o batería, en este albúm podemos escuchar música con elementos de percusión diferentes y de los mismos elementos de Folk, con voces limpias y ásperas con buen estilo rítmico como en Voimaa que también tiene instrumentos de viento como la gaita.
Otro punto destacable del albúm es la última canción Juhlapäivä cantada en otro idioma el cual desconozco pero quizás sea en alguna lengua antiquísima o extinta, como tal para conocedores del genero les encantara un sonido diferente a lo acostumbrado o moderno con elementos nativos y temática oscura – mítica.
El álbum “Sydämeni kuusipuulle” es un buen ejemplo de estilos musicales con instrumentos diferentes pero con la misma energía y temática en su producción. Para los amantes del Folk de Norte de Europa será una obra maestra solo para conocedores!