lunes, 8 de marzo de 2010

ARRYAN PATH: “Terra incognita” (2010) (Pitch Black Records)



1. Cassiopeia 2. Molon Lave 3. Terra Incognita 4. Open Season 5. Ishtar 6. The Blood Remains on the Believer 7. Elegy 8. Angel With no Destination 9. Minas Tirith 10. The Mind

Chipre debe estar viviendo una interesante realidad en cuanto al metal, ya que Arryan Path es la segunda banda proveniente de aquel lejano país que reseño en los últimos dos meses. Y dicha realidad suena mas que prometedora, si evaluamos la calidad de los trabajos, como es el caso de este muy buen “Terra incognita”.
La gacetilla de prensa reza que este cuarteto (Nicholas Leptos en voz, Socrates Leptos en guitarra, George Kallis en teclados y Stefan Dittrich en batería, en ningún lado dice quien es el bajista), se enrola en el power metal épico, al cual debemos agregarle el rotulo melódico, merced a que en todos los temas la melodía y el buen gusto dicen presentes a viva voz.
Desde el excelente arranque que es “Cassiopeia” uno se encuentra con un disco que destila calidad y fundamentalmente identidad. Y con identidad no quiero decir originalidad (la figurita difícil por estos días), sino que Arryan Path recorre con soltura caminos ya transitados y a cada paso va dejando migajas de sus propias ideas, a caballo de las exquisitas variantes en los tempos, melodías entradoras y casi gancheras, intromisiones de ritmos exóticos y mediterráneos, todo cimentado en la fantástica voz de Nicholas y en los poderosos riffs de su hermano Socrates, redundando en el marco perfecto para las extraordinarias letras basadas en la mitología grecorromana y de otras civilizaciones antiguas.
A estas alturas el lector ya se habrá dado cuenta que mi review es altamente positiva, y es que según mi óptica este álbum no tiene puntos negativos. Arryan Path sabe lo que quiere, tiene conciencia de sus objetivos y no toma riesgos innecesarios ni se mete en ciénagas musicales de las cuales luego es difícil salir ileso. Y también a estas alturas es conveniente decir las similitudes con Rhapsody, Helloween, Dio, Virgin Steele y los omnipresentes Iron Maiden, por citar los mas evidentes, pero a no confundirse y creer que estamos presenciando a unos meros clones de dichas bandas, sino a uno de sus hijos pródigos y menos conocido.
Arryan Path se postula a una de las revelaciones del 2010, y “Terra incognita” como uno de los discos del año, así de simple, así de concreto, y revive la esperanza en que en el metal no esta todo dicho aun.
Sitio web: www.myspace.com/arryanpath (J.S.)

2 comentarios:

JantonioSR dijo...

Los he descubierto este año y son muy buenos,me gustan.

Haces muy buenas críticas.

SALUDOS

Javier Salaverry dijo...

Gracias por tus palabras!