viernes, 14 de diciembre de 2018

OMEGA POINT: “Isolation” (2018) (Independiente)


1. The Last Night 2. Cold Embrace 3. My Empty Grave 4. Eye from the Storm 5. Path to Eternity 6. All the Same 7. Isolation

Mas black metal en mi escritorio, en este caso el proyecto del guitarrista Michael Wöss, y digo proyecto porque no queda claro si esto es una banda o una aventura en solitario solo para el estudio.
Y que tenemos aquí?  Como ya anunciaba, “Isolation” propone un black metal muy progresivo, melódico, con la guitarra como instrumento que prevalece a lo largo de todo el álbum.
Con Omega Point, Wöss toma todas sus ideas y técnicas y lo lleva a crear una experiencia más dinámica de metal extremo con algunas combinaciones extrañas (o no tanto), ya que hay vestigios de cosas más modernas (“Eye of the storm”), lo que lleva a Omega Point a despegarse de la multitud e ir en busca de su personalidad. 
Algo si está claro: Wöss es un virtuoso en su instrumento y lo demuestra a cada paso. Pero no es su intención ser un “guitar hero”, sino que "Isolation" es un álbum que trabaja duro para complacer a los fanáticos del metal extremo, y definitivamente es un trabajo que merece ser escuchado en toda la comunidad metalera.
Sitio web: www.facebook.com/ristridi (J.S.)

miércoles, 12 de diciembre de 2018

THE SARCOPHAGUS: “Beyond This World’s Illusion” (2017) (Satanath Records)


1. Reign Of Chaos 2. Ain Sof 3. Dymadiel 4. The Profanity Rites 5. Sapremia Of Earthly Creatures 6. Triumphant Divine Terror 7. Armoured Death 8. Flaming Key To Divine Wisdom 9. Apocalyptic Beast

The Sarcophagus debe ser la tercer o cuarta banda oriunda de Turquía que me toca reseñar. Esta más que claro que la escena extrema es bastante potente en aquel país, y “Beyond this world’s illusion” (segundo LP del trio) es a todas luces un trabajo misterioso y caótico.
Desde el mismo comienzo el ambiente se vuelve sombrío y angustiante ante el estallido de riffs y blast beats, un auténtico torbellino sonoro.
The Sarcophagus llevan varios años en la escena (desde 1996) y eso se nota. Los nueve temas de este disco destilan baterías ásperas, guitarras rápidas y furiosas con ocasionales sintetizadores que añaden mucho ambiente.
A estas alturas ya sabrán que The Sarcophagus es black metal sin ningún tipo de compromiso, con el odio como único fundamento de la música en sí. El sonido del álbum es intenso y abrumadoramente hostil. Cada pista está muy bien equilibrada. La cantidad de detalles y variaciones de la atmósfera en este disco es impresionante. 
Las influencias claramente van por el lado de Dark Funeral, Dissection y demás luminarias suecas. Los fans del metal negro con riffs melódicos y sonido old-school no deben pasar por alto este registro. A comprobarlo y apoyar a estos grandes pioneros de la escena del black metal turco.

lunes, 10 de diciembre de 2018

PRIMA NOCTE: “Oniric” (2018) (Rock CD Records)


1. Stage 1 2. Lucid 3. Psychic Dreams 4. Embrace Your Soul 5. The Chase 6. Sacrifice 7. Inside 8. One Thousand Times 9. My Warm Shelter 10. Reality

Prima Nocte, nombre que hace referencia al equívoco derecho que otorgaba a los señores feudales la potestad de mantener relaciones sexuales con cualquier mujer que fuera a contraer matrimonio con uno de sus siervos, son un quinteto de Cambados, un municipio de la comarca de Salnés, en la provincia gallega de Pontevedra. La banda nació en 2012 de manos del guitarrista Brais Padín y el batería Juan Manuel Agra y con la primera formación grabaron la maqueta “Awakening” (2014) y el EP “Angel Of Sins” (2016). Tras varios cambios, el combo se completa con Eduardo Ramonade también a la guitarra, Pilar Fernández como vocalista y Jordi Ribas ocupándose del bajo. Esta alineación es la que ha grabado “Oniric”, el primer larga duración de esta banda de metal que funde las dispares influencias musicales de cada uno de sus integrantes, lo que les lleva a coquetear con elementos del sinfónico, dándole discretas pinceladas de gothic y añadiéndole sonoridades contemporáneas. Como resultado de todo ello toparemos con unas musculosas guitarras, unas poderosas baterías de portentoso doble bombo y una preciosa voz que aúna melodía y expresividad.
Stage 1, la ambiental intro, cumple el cometido de adentrarnos en el mundo de los sueños sobre el que pivota todo el trabajo. Psychic Dreams tiene un riff grueso que se convierte en un ritmo cabalgante que nos lleva hasta el melódico estribillo y concluye con un dinámico cambio de tempo en la parte final. Embrace Your Soul, el primer sencillo cuya letra está dedicada al fallecido padre de la cantante, arranca con unas notas de bajo y un épico riff, transcurre con unos porosos acordes que acompañan a las estrofas y explota en el emotivo estribillo que gana intensidad a cada segundo. The Chase desentierra unas guitarras y una batería muy thrash en una pieza de ritmo entrecortado que se aparta de la tónica general del disco, dando lugar a un fenomenal corte de esencia más roquera que sinfónica. En Sacrifice confluye una bonita parte semi-acústica con un dramático estribillo y un brillante solo, y en One Thousand Times nos topamos con otro tema dominado por los riffs voluminosos y los ritmos sincopados, convirtiéndose la interpretación vocal del estribillo en la más agresiva del álbum. El comienzo acústico de My Warm Shelter, al que rápidamente se le suma el fraseo de la guitarra eléctrica, da lugar a un tema progresivo/sinfónico de más de ocho minutos en los que todas las piezas del grupo muestran su máximo esplendor, siendo Reality la outro que concluye el trabajo y con la que recuperan el tono etéreo de la intro inicial.
La renovada formación de Prima Nocte nos presenta en su puesta de largo una propuesta madurada y definida, de marcado sello personal y exquisita ejecución. Si tus gustos se encuentran en algún punto entre Lacuna Coil y Beyond The Black no te arrepentirás si das una oportunidad a los ensueños de estos galegos.

martes, 4 de diciembre de 2018

TYAKRAH: “Wintergedanken” (2017) (Satanath Records)


1. Praeludium - Auf Kalten Wegen 2. Gefrorne Tränen 3. Wintergedanken 4. Interludium - Eisige Andacht 5. Fährten Im Schnee 6. Erstarrende Nacht 7. Postludium - Ende des Weges

Como me gusta cuando la tapa de un disco ya me dice que voy a encontrar dentro. Y este “Wintergedanken” de los alemanes Tyakrah es por demás de elocuente: crudo y helado black metal, como el invierno que ilustra su debut.
Y sin más prólogos, nos lanzamos dentro de este mar de black metal atmosférico y depresivo, con mucha melodía por sobre la fiereza y la agresividad.
Compuesto por I.XII (guitarras, teclados y bajo) y J.R. (voz, batería), Tyakrah lleva al oyente a una tierra de triste belleza. El espíritu del álbum se percibe épico y majestuoso, sombrío y terrenal, con mucha de la tradición noruega del metal negro, y los teclados y el piano agregan puntos culminantes ocasionales aquí y allá, pero las partes principales de guitarra son las estrellas del espectáculo. Ya sea que se trate de solos o melodías atractivas, el guitarrista de la banda sabe claramente cómo manejar un diapasón.
En general “Wintergedanken” está envuelto en una atmósfera de ensueño y básicamente nos muestra una combinación de excelentes momentos que nos llevaran en un mágico viaje hacia las tierras heladas del norte de Europa.
Excelente.
Sitio web: www.facebook.com/tyakrah (J.S)

viernes, 30 de noviembre de 2018

FROM ASHES REBORN: “Existence Exiled” (2018) (Independiente)


1. The Onerous Truth 2. Fight for the Light 3. Follow the Rising 4. The Essence of Emptiness 5. Infected 6. Existence Exiled 7. Homicidal Rampage 8. The Splendid Path

Markus Eck y su agencia MetalMessage son un ejemplo de cómo se debe promocionar a una banda. Stickers, hojas de prensa impresas y hasta un flyer acompaña la correspondiente copia física de este debut de los alemanes From Ashes Reborn. Bien ahí.
Este digipak de ocho temas sirve para mostrar la propuesta de este quinteto integrado por Ronni Schultes en voz, Dirk Aigner y Sebastian Braun en guitarras, Tobias Rümmele en bajo, y Thomas Böxler en batería, y que fuese editado el pasado 1 de abril en todo el mundo. La banda transita los caminos del metal extremo moderno con aristas death y thrash, bien aggiornado a estos tiempos y a las corrientes más escandinavas del melodeath. Si me apuran un poco diría que hay en este debut hay cosas de Amon Amarth, Hipocrisy y demás popes del estilo, ustedes digan cuales.
Suenan muy prometedores, a no perderlos de vista.
Sitio web: https://thesplendidpath.info (J.S.)

miércoles, 28 de noviembre de 2018

DIG ME NO GRAVE: “Immemorial Curse” (2017) (Satanath Records)


1. The Curse (Intro) 2. Ritual Slaughter 3. Initiation to Afterlife Disciplines 4. Cursed Acheron 5. Dig Me No Grave 6. The Call of the Witch 7. Ancient Aliens 8. Monument to Violence 9. I See Them! 10. Edge of Eternity

Hace exactamente un año atrás dábamos cuenta de “From past aeons”, aquel primer demo de los rusos Dig Me No Grave, reeditado por el sello Symbol of Domination. Ahora, lo que nos convoca es su último LP, “Immemorial curse”, lo que muestra más o menos lo que ya es marca registrada de la banda: death metal tradicional a la vieja usanza. Dicho esto, es inevitable citar a dos referentes del estilo como son Morbid Angel y Bolt Thrower.
Siempre sustentado por las letras lovecraftianas, “Immemorial curse” se caracteriza por un sonido relajado y sin demasiados rebusques, un punto más de concordancia con las bandas antes mencionadas. Los fans del death metal old-school no suelen ser muy demandantes para con las bandas que practican el estilo, por lo cual si lo que buscas es un rato de diversión y pogo, aquí vas a encontrar todo eso resumido en un puñado de buenas canciones.

domingo, 25 de noviembre de 2018

SCAPE LAND: “Evil Mind Pieces” (2018) (Independiente)



1. Evil 2. Take´em out 3. I am 4. Crazy 5. God´s Love 6. Don´t Break me up 7. Breath 8. Alive 9. Mind Pieces

Hablar de la escena rockera y metalera de España ya suena repetitivo. La calidad y cantidad de bandas que hoy pululan en aquel país nos hace surgir una sana envidia a todos los que sufrimos la muy empobrecida escena local. En fin, sigamos adelante.
La banda que aquí nos convoca es Scape Land, un cuarteto oriundo de Cádiz y que abraza sin ningún tapujo toda una serie de influencias y las amalgama de forma impecable. Ahora bien, no creo que haya nada nuevo, tampoco nada que decepcione (esto para alegría de los fans), pues está todo: machaques ametrallantes de guitarras precisas y asesinas, una base que le sigue, y no nos engañemos, todo está al servicio de las seis cuerdas y un cantante que en lo personal me gusta más cuando grita que cuando usa las voces limpias.
A mi entender, en este trabajo explosivo tenemos toda lo que la escuela de la factoría del miedo brindó durante años, y los conocedores del estilo sabrán decir tema por tema, riff por riff, machaque por machaque, cuál suena al de tal disco de tal banda, pero lo que si queda claro a simple oída es que “Evil Mind pieces” reboza de aires groove, de la contundencia del thrash, de la fiereza del death y el omnipresente prog/industrial.
No hay nada que reprochar a una banda que decide seguir adelante con música pesada, pudiendo hacer cualquier porquería comercial. Scape Land tiene aún mucho para demostrar, pero con este disco dan fe que pueden patear algunos culos.
Sitio web: www.scape-land.com (J.S.)

viernes, 23 de noviembre de 2018

CIRCLE STORY: “Uncovered Fears” (2018) (Another Side Records)


1. Unfading Trace 2. Daily Nightmare 3. Forgotten Sunrise 4. Breakaway 5. Hold Me 6. The Warning 7. Wrong Guy 8. Disintegrated 9. I Believe 10. Mind Your Words 11. Forever In My Heart

Circle Story es el proyecto conformado por los veteranos de la escena metálica rusa Igor Arbuzov (guitarra y voz), Anton Golovatov (guitarra y sintetizador) y Dmitry Pronin (bajista) que, junto a la colaboración de Antonio Aronne (músico italiano que se ha encargado de grabar las pistas de batería), han concebido su primer larga duración bajo el título “Uncovered Fears”. Estos moscovitas, que ya publicaron un EP digital autoeditado el año pasado (“Mind Your Words”), despliegan una propuesta heterogénea de difícil etiquetaje que aglutina rock alternativo y metal moderno combinado con sonoridades grunge y giros de orientación progresiva, consiguiendo sonar -y cito textualmente- “como si Gojira se fusionara con Dream Theater en la parrilla de una radio fórmula de modern rock”. De este modo, en “Uncovered Fears” nos toparemos con “melodías vocales pegadizas, monumentales arreglos de cuerda y teclados, riffs de baja afinación y exquisitos guitarrazos”.
Las notas etéreas de guitarra de Unfading Trace inauguran el trabajo con un medio tiempo que va adquiriendo más fuerza a medida que se acerca el potente estribillo secundado por el teclado y la musculosa guitarra. La baja afinación y el groove de Daily Nightmare son el marchamo de un inspiradísimo tema con un infranqueable riff, un melódico estribillo y un bonito puente que introduce un fantástico solo. La sencillez instrumental introduce los primeros versos de Breakaway hasta la irrupción del riff que nos precipita hasta el efectivo e irresistible estribillo, mientras que en Disintegrated, el teclado, la guitarra, el bajo y la batería se ponen a la entera disposición de las pegadizas líneas vocales que entretejen una delicada y brillante canción. The Warning y I Believe manifiestan un acusado influjo progresivo, Wrong Guy y Mind Your Words son exponentes del metal más contemporáneo, y Forever In My Heart es la balada con guitarra arpegiada y teclado que se encarga de poner el broche al álbum.
En palabras de Circle Story, “Uncovered Fears” reúne en sus once pistas “todo aquello que un buen disco de rock o metal debería tener: estribillos para ser coreados por las grandes audiencias junto a una cuidada labor de las partes de guitarra y de la sección rítmica”. 
¡Los acérrimos de Alice In Chains, Alter Bridge, Stone Sour, Katatonia, Mastodon y Pink Floyd encontraran aquí su particular “El Dorado”! 

miércoles, 21 de noviembre de 2018

SATANATH: “Your Personal Copy” (2017) (Grimm Distribution)


1. Peitefuv 2. Masfois 3. Inratit 4. Nodaser 5. Movsak 6. Kiomlu 7. Gegnuz 8. Invotod 9. Erimop 10. Vigtio 11. Hegtaras 12. Briloam 13. Lartagik 14. Hetatro 15. Kehtatos 16. Opkito 17. Knurat 18. Farzmit 19. Onihmas 20. Univraris

Satanath es un proyecto prácticamente inclasificable. O al menos para mí, que ya tuve la oportunidad de escuchar uno de sus trabajos previos, aquel “Deep Universe Vacuum” de 2014. Cada una de las veinte pistas presentes componen una larga interpretación instrumental, seguramente con una idea básica que no alcanzo a comprender.
Aquí las influencias van desde la música electrónica hasta el ambient, donde Alexey Korolev (el cerebro detrás de Satanath), da rienda suelta a su visión musical, dando lugar a una mezcla de ritmos suaves, con muy pocas guitarras y sin voces. 
Como dije, no estoy capacitado para reseñar más en detalle un trabajo tan elitista como este, por eso les dejo la tarea a ustedes de escuchar y sacar sus propias conclusiones.
Sitio web: www.facebook.com/satanath666 (J.S.)

lunes, 19 de noviembre de 2018

VISIONOIR: “The Waving Flame of Oblivion” (2017) (Independiente)


1. Distant Karma 2. The Hollow Men 3. 7even 4. The Discouraging Doctrine Of Chances 5. Shadowplay 6. Electro-choc 7. Coldwaves 8. A Few More Steps 9. Godspeed Radio Galaxy

Siempre que aparecen este tipo de proyectos en solitario me asalta una curiosidad por ver con que se vienen. El cerebro detrás de Visionoir es un tal Alessandro Sicur, nativo de Italia, quien se encarga de todos los instrumentos, la programación y el micrófono, mostrando su admiración por el rock progresivo y psicodélico a lo largo de todo el album, recorriendo el gothic, el doom y hasta el space rock.
“The Waving Flame of Oblivion” es su primer trabajo discográfico oficial y el concepto detrás de las letras de este disco es básicamente las constricciones morales y religiosas de la sociedad. Sustentando dichas letras, las profundas y envolventes atmósferas dominan los tracks, los cuales en general son medios tiempos asfixiantes, densos y atrapantes.
Este disco es de esos que deben ser escuchados con suma atención para lograr su entendimiento, por lo que recomiendo tomarse un tiempo considerable para su asimilación. Muy interesante. 
Sitio web: www.facebook.com/visionoir (J.S.)

sábado, 17 de noviembre de 2018

SINNERANGEL: “Sinister Decálogo” (2017) (Grimm Distribution)


1. SinnerAngel 2. Zeon 3. Cerberus 4. Hitos 5. Fuego en mi alma 6. Abysmal Visions 7. Banshee 8. Vestidos de luto 9. Unspeakable 10. IX

La combinación de la mezcla perfecta entre lo clásico y lo moderno con el trabajo bien hecho tienen en esta ocasión el nombre de Sinnerangel. El death melódico, el black y algunas pizcas de thrash están más vivos que nunca con esta banda venida desde Colombia, una música de menear la cabeza y lanzar puños en alto, saltar y disfrutar en una oleada de energía bien controlada y medida.
Repasando de forma general, este trabajo está muy bien medido, bien elaborado y pensado, y eso se puede ver en sus letras, en la música (cada instrumento tiene un papel muy definido) y en la estructura general del disco. No podríamos encontrar ninguna fisura en esta banda oriunda de Medellín.
Haciendo un pequeño viaje al pasado y presente de la música, los constantes cambios de ritmo en este “Sinister decálogo” son más que interesantes y sientan cátedra de las bases de varios estilos que han sobrevivido, viven, y perdurarán.
No caben dudas que este disco debut se presenta como una declaración de intenciones, la mejor presentación que puede hacer un grupo no puede ser sino con más y más música.

sábado, 10 de noviembre de 2018

HEROES DON’T ASK WHY: “Sound Of A Broken Heart” (2018) (Divorce Records)


1. Poisoned Well  2. Twisted Paradise  3. 15th Of May  4. My Dear Friend  5. Wooden Box  6. Blink Of An Eye  7. Sound Of A Broken Heart

HDAW es el acrónimo de Heroes Don’t Ask Why, una formación de rock moderno con multitud de destellos metálicos y un acusadísimo sentido de la melodía. El cuarteto -oriundo de la ciudad finlandesa de Kokkola y conformado desde 2015 por Jussi Pajunpää a la voz y la guitarra, Matias Kaunisvesi a la guitarra solista, Jussi Kivioja al bajo y Kimmo Puhakka a la batería- lanzó en 2016 un EP titulado de forma homónima y en abril de este 2018 publicó su segundo trabajo con el mismo formato y bajo el nombre de “Sound Of A Broken Heart”. Este reciente mini-álbum contiene corpulentos riffs (que algunas veces suenan un tanto apagados), buenas guitarras solistas, un enorme sonido de batería y una voz con un toque melancólico que confiere el punto de emotividad a los llamativos estribillos. 
El sonido del ruido blanco y las tenues notas de un teclado introducen la melodía principal de Poisoned Well, un tema influenciado por el power metal melódico europeo con un potente e intrincado riff inicial y una melodramática voz en los aterciopelados primeros versos que se torna más ruda y dinámica con la llegada del épico estribillo. El ritmo de batería thrash da el pistoletazo de salida a Twisted Paradise, una pieza con un ritmo marcado y un bonito fraseo de guitarra que acompaña las estrofas hasta la llegada del estribillo en cuyo camino la voz se ha ido volviendo más aguda. Los teclados y las densas guitarras confieren un toque gothic a 15th Of May, mientras que la voz lidera las melodías a las mil maravillas. El extraño inicio con slide de My Dear Friend nos deja un ritmo cabalgante que da paso a unas agresivas primeras estrofas comandadas por un letal doble bombo que cederán el protagonismo a un dramático y sentido estribillo acunado por unos esponjosos teclados. En la espléndida Wooden Box las guitarras arpegiadas acompañan en los primeros versos a la voz teatral que estalla y emerge de las profundidades abismales junto al resto de instrumentos en una sólida composición coronada con un inspiradísimo solo. El claro sonido de batería capitanea el ritmo de Blink Of An Eye hasta la llegada del conmovedor estribillo que recupera la melodía inicial de teclado, mientras que, el tema que titula el EP cierra el plástico por todo lo alto.
“Sound Of A Broken Heart” atesora canciones con un perfecto equilibrio entre fuerza y melodía, empapadas en múltiples influencias y con un sonido netamente contemporáneo. Muy buen trabajo.
Sitio web: www.facebook.com/hdawband (M.M.)

lunes, 5 de noviembre de 2018

HAK-ED DAMM: “Holocaust over Dresden” (2017) (Satanath Records)


1. Edelweiss 2. Holocaust Over Dresden 3. MG42 4. Blooming Grove 5. Auschwitz-Birkenau 6. Usine De Mort 7. Marea Morte 8. As Kadavers Suddenly Squirt 9. Jade With The Deflowered Scalp

Este es el black metal que me gusta, el old-school, el arraigado en los 90’s. Señores, este nuevo álbum de los canadienses Hak-Ed Damm destroza todo!
Con casi 11 años de formados, “Holocaust over Dresden” es el segundo LP del quinteto, en lo que adivino puede llegar a ser una especie de álbum conceptual sobre la parte más cruda y horrible de la Segunda Guerra Mundial, si es que hubiese algo que no le fuese en una guerra.
Y “Holocaust…” es una prueba devastadora de Black Metal veloz, tosco, agresivo, brutal, acelerado, feroz e inflexible. El trabajo de guitarra es complejo y expresivo, con gran cantidad de trémolos, las baterías son increíbles, las líneas de bajo tienen su propia identidad, inspiradora e influyente, y las voces, párrafo aparte. Imaginen a su vocalista favorito de black metal, y Jean-Philippe Poirier suena más enojado, cientos de veces más agresivo, lleno de gritos y gruñidos. 
Estoy tan impresionado con todo lo que hay en este álbum que casi no puedo encontrar algo que no me guste. 
Esto no es un álbum: es una masacre.

miércoles, 31 de octubre de 2018

NAGAARUM: “Homo Maleficus” (2017) (Grimm Distribution)


1. A befalazott 2. Az elvhű 3. Vassal nevelt 4. Cipelők 5. Mens dominium 6. Dolgunk végeztével 7. Kolontár

Nuevamente es Hungría el país que nos convoca a esta reseña, y en este caso es el muy fructífero proyecto de Gabor Toth, quien ya lleva con su banda la increíble cantidad de quince discos (!!!!) desde su formación en 2011.
Según su Facebook, lo que ofrece Nagaarum es una mezcla de musica psicodélica, ambient, noise y metal, y de verdad es imposible hablar de un solo género para describir “Homo maleficus”.
El álbum consta de siete canciones con voces cantadas en húngaro, y ya desde los primeros minutos de la música son bastante post metal mezclado con black metal y algo de rock psicodélico. Algunas de las canciones son más dinámicas y tienen un toque más melódico inclusive, pero siempre hay una niebla de black metal que rodea todo el álbum. 
Señores, esto es música atormentada, triste y negra, con atmósferas extrañas y lúgubres.
Nagaarum jamás ha tocado en vivo y está claro que no es un proyecto con ese sentido. Esto es musica pensada y hecha en estudio. “Homo maleficus” no es perfecto ni mucho menos, pero en este caos experimental hay una dirección clara y precisa.
Sitio web: www.nagaarum.com (J.S.)

sábado, 27 de octubre de 2018

UNGRAVED APPARITION: “Pulse_0” (2017) (Grimm Distribution)


1. Кома 2. Спаси! Intro 3. Спаси! 4. Тот, Кто Не Дышит Intro 5. Тот, Кто Не Дышит 6. Неумершее Явление Intro 7. Неумершее Явление 8. Гнилостные Бактерии Intro 9. Гнилостные Бактерии 10. Гангрена Intro 11. Гангрена 12. Пыль Intro 13. Пыль

Vean atentamente el arte en portada. Por un momento pensemos en el genial “Operation mindcrime” de Queensryche. Recuerdan aquel concepto del disco? Bien, pareciera ser que el debut de los rusos Ungraved Apparition va por ese lado. Por supuesto la comparación termina ahí nomás, ya que “Pulse_0” no tiene nada de metal progresivo sino que aquí es todo más oscuro, extremo y tenebroso, un disco moderadamente completo, el cual tiene sus raíces entre el doom, el gothic y el death, pero no del tipo propiamente subterráneo, sino más bien enfocado hacia algo más sofisticado e intelectual, bastante cristalino para algunos oídos.
La fase acústica se les da bastante bien al igual que los repentinos riffs que liberan de manera sorpresiva. La voz es fuerte y decisiva, supongo yo que al natural y sin efectos, la batería por su parte corre de vez en cuando; en general estos rusos no traen prisa, ni mucho menos intenciones de destrozarte la espalda a latigazos.
Recomendable en su mayoría para aquellos que se tomen el tiempo de escuchar los discos de manera un poco más minuciosa.

miércoles, 24 de octubre de 2018

CORTEX IMPULSE: “Once In A Lifetime” (2017) (Grimm Distribution)


1. The Tension\How Things May Turn 2. Broken 3. Changes 4. The Last Dance 5. Once In A Lifetime 6. Heartbeat

Cortex Impulse son una banda moscovita de metal progresivo con tintes melódicos formada en 2015 por el cantante Vyacheslav Akinshin quien, tras trabajar con músicos de sesión, reclutó al guitarrista Pavel Kuzmin, al bajista Roman Vinogradov y al baterista Vladislav Manshin para acabar dando forma a “Once In A Lifetime”, un mini-álbum editado en octubre del año pasado. Este debut de orfebrería metálica está repleto de intrincadas guitarras, buenas melodías, jugosos cambios de tiempo y una voz con un rango bastante alto, una suma de elementos que entusiasmará a los seguidores de grupos como Fates Warning, Redemption o Rush.
En How Things May Turn, antecedida de la breve intro con sintetizadores The Tension, Akinshin canta las estrofas de forma sincopada e imprime cierta agresividad en el estribillo, mientras que la guitarra desprende pinceladas de groove. Broken nos lleva con su ritmo entrecortado hasta un agresiva y veloz variación de tempo que será el preludio de un fragmento instrumental hipnótico. Tras el punteo inicial, en Changes nos topamos con un enrevesado fraseo de guitarra, una sólida labor de la base rítmica, un bonito estribillo y un acelerado cambio de ritmo coronado por un preciso agudo. La persistente línea de bajo y el efectivo doble bombo en The Last Dance son el umbral de un tema en donde la voz -que ataca los versos de forma muy directa- y el riff casan a la perfección. Las guitarras arpegiadas del tema homónimo introducen la balada del disco, con el cuarteto entrando a quemarropa en el estribillo y con una melodía emergiendo entre las estrofas que acabará desembocando en el enésimo solo. Finalmente, Heartbeat es una versión de la canción de King Crimson con una fiel línea vocal, unas guitarras más potentes y la adición de un solo del que carece la original.
A mi modo de ver, la gran virtud de “Once In A Lifetime” es la concisa duración de unos temas que no se pierden en inútiles alardes de malentendido virtuosismo, el principal defecto con el que nos encontramos los neófitos en el metal progresivo. ¡Su placentera escucha te deja con ganas de más!
Sitio web: vk.com/corteximpulse (M.M.)

sábado, 20 de octubre de 2018

HYPERION: “Seraphical Euphony” (2017) (Black Lion Records)


1. Remnants Of The Fallen 2. Novus Ordo Seclorum 3. Flagellum Dei 4. Seraphical Euphony 5. Moral Evasion 6. Primal Cosmic Ascendancy 7. Zephyr Of Grace 8. Empyrean Yearning 9. Blood Of The Ancients

Desde el fenomenal e impresionante arte de tapa de este disco debut de los suecos Hyperion, uno ya sabe que está en presencia de un trabajo por encima de la media. Carajo, pareciera ser que todo lo que venga de Suecia es bueno.
Originalmente editado en 2016 y reeditado en 2017, “Seraphical Euphony” demuestra que aun hoy es posible hacer un disco de black metal melódico que sea entretenido. Hyperion no teme arriesgarse a hacer música con semejanzas tan obvias, pero lo cierto es que aprobaron con gran éxito. Bebiendo de las mismas aguas de popes como Dissection, Emperor o At The Gates, Hyperion nos ofrece una muestra cabal de metal extremo en su faceta más sofisticada.
El sonido es majestuoso y armónico, y los siempre veloces riffs son el contrapunto ideal para los teclados que redundan en pasajes intensos y atrapantes. También hay un montón de pasajes instrumentales acústicos y suaves.
El álbum me pareció un aliento fresco y agradable. No se alejan mucho de sus raíces, pero lo que hacen en ese espacio es increíble. 
Siento que "Seraphical Euphony" está tratando de ayudar al género a redescubrir sus raíces y expandirse nuevamente con un renovado sentido de vigor y agresión, y si bien podrá no haber sido considerado el mejor álbum del año, cuanto más lo escuchas, más lo disfrutas. 
Sitio web: www.hyperion.nu (J.S.)

jueves, 18 de octubre de 2018

BLOOD OF THE SUN: “Blood’s thicker than Love” (2018) (Listenable Records)



1. Keep The Lemmy’s Comin’ 2. My Time 3. Livin’ For The Night 4. Air Rises As You Drown 5. Stained Glass Window 6. Blood Of The Road

(NdE: Aun cuando la política de reviews en Rocka Rolla Web Zine es clara en cuanto a no reseñar trabajos en mp3 o CD-R, en este caso haremos una excepción merced a la deferencia y buena onda del sello Listenable en enviarnos su material y no hacer la típica avivada de enviar el link de descarga, costumbre cada vez más arraigada tanto en bandas y sellos, ya sea foráneos como nacionales.)

Otra banda de las que no llegan muy seguido a nuestro sitio, son este combo oriundo de Texas denominado Blood Of The Sun, compuesto por seis miembros: Dave Gryder en teclados, Wyatt Burton y Alex Johnson en guitarras, Roger Yma en bajo, Sean Vargas en voz, y Henry Vasquez en batería.
La banda es ya veterana en las arenas musicales, y ya podran darse una idea de que la van estos muchachos: Hard rock del mejor, con todos los aditamentos del estilo. “Blood’s thicker than love” incita a mover las patitas, en base a predominancia de los teclados, guitarras rapidas y estribillos gancherisimos. El punto fuerte es la onda general del álbum, llena de groove y con un tufillo hippie que le sienta de maravillas. En síntesis, aquellos que gusten del Hard rock retro encontraran en esta banda una buena manera de pasar un rato de diversión con amigos.
Sitio web: www.facebook.com/bloodofthesuntx (J.S.)

lunes, 15 de octubre de 2018

NECROHERESY: “Asylum” (2017) (Symbol Of Domination)


1. Intro 2. Silence Before The Storm 3. Four Rooms Of Sanatorium 4. Consecration 5. Battle Of Sokolovo 6. Mortal Addiction 7. Blind Monk 8. Satan My Master 9. Asylum 10. Portent

Tres años después de su debut, el EP “Divine betrayal”, Necroheresy llega a su larga duración. La onda sigue siendo esa especie de death/thrash bien under y tosco que solo las bandas que circundan los Cárpatos saben hacer. 
Hay un tufo a old-school en todo el CD que nos retrotrae a finales de los 80’s, donde casi todo era riffs simples y decentes con pocos solos de guitarra. 
Como dije al inicio, el sonido es sucio, caótico, rápido y desordenado. Ustedes me dirán que hay toneladas de mejores álbumes que este, y es cierto, pero si lo que buscan es espíritu metalero en su forma más primigenia, aquí esta Necroheresy.
El tema de Bathory elegido para versionar le calza como un guante, y no se diferencia en general de la atmosfera del álbum.
Fanáticos del underground, aquí está su próxima compra.
Sitio web: www.facebook.com/Necroheresy (J.S.)

sábado, 13 de octubre de 2018

KNIGHTS OF BLOOD: “Falsa Realidad” (2018) (Duque Producciones)


1. Falsa realidad 2. Algún día 3. Pobres bajo la piel 4. Perdóname 5. Defiende el metal 6. Cielo gris 7. Necio perdedor 8. Ya no me das miedo 9. Perdición 10. Síndrome 11. Knights Of Blood

Knights Of Blood, la banda granadina de Cuevas del Campo, publicó hace escasos meses su primer larga duración titulado “Falsa realidad”. Los andaluces -en activo desde 2015 y formados desde entonces por Mireia Fontarrosa al micrófono, José Ramón Vílchez a la guitarra solista, Javier Jesús Molina a la guitarra rítmica, Álex Sola al bajo y Kyle Jon O’Brien a la batería- irrumpieron discográficamente en la escena española el año pasado lanzando el EP “Revolución” y editan ahora su puesta de largo bajo la óptica de un granítico heavy metal del que puntualmente emerge thrash, death y power metal europeo. Entre los puntos fuertes de este álbum hallaremos infinitos solos de guitarra, continuos e inapelables cambios de ritmo y una ardiente, clara y poderosa voz -semejante a la de Xina de Oker- que vehicula a través de las letras mensajes de crítica y denuncia social, así como otros relativos a la complejidad de las relaciones humanas o a la lucha a favor de la defensa de la unidad de la comunidad metálica.
El tema que titula el compacto nos sorprende con unas voces guturales doblando a las de Mireia en el estribillo, el cual es la antesala de una parte acústica que esconde un cambio de ritmo que termina desembocando en una vasta y cambiante parte instrumental. Pobres bajo la piel arranca con una batería imponente que comparte protagonismo con un riff que progresa con la llegada de los primeros versos y, acabada la primera estrofa, nos dispensa un par de logrados cambios de tempo antes de recuperar la estructura inicial. Perdóname empieza con unas guitarras acústicas que dan paso a un pesado riff y prosigue con otra variación de ritmo veloz que nos lanza a unas estrofas muy bien hilvanadas a través de la brillante voz de Fontarrosa.
La pueril Defiende el metal nos brinda la primera de las colaboraciones de manos de Oscar Sancho, cantante de Lujuria, en lo que parece un himno hecho a su medida y pensado para cantarlo en vivo con el puño en alto, mientras que en la maidenesca Necio perdedor, Manolo Parra de Sovengar contribuye con un solo. Cielo gris es la power ballad del disco, almibarada en sus primeros compases pero que gana en intensidad merced a la entrada de toda la artillería al unísono y a la voz que trasmite sentimiento en cada palabra. Ya no me das miedo comienza suave y acústica para estallar a continuación con un riff brutal, un perfecto paralelismo con las atroces e injustificables situaciones de violencia de género, en donde la interpretación vocal es excelente -con algún ramalazo que recuerda el estilo de Leo Jiménez- y la embestida de la parte final, no deja títere con cabeza.
Síndrome cierra el capítulo de invitados concediendo el protagonismo a José Vicente Broseta de Opera Magna, en lo que se convierte en uno de los puntos álgidos del disco: un auténtico viaje musical por valles y montañas con múltiples variaciones de tempo e intensidad y un final arrollador con los dos cantantes expiando sus pecados en un dueto incendiario. 
“Falsa realidad” es un muy buen trabajo. Evidentemente a nivel de composición y producción todavía quedan aspectos por limar y pulir, pero Knights Of Blood tienen al tiempo de su lado y todo a su favor para rematar esos pequeños detalles. Confianza, determinación y pasión no les falta. ¡En manos de grupos como ellos está el futuro del metal!

miércoles, 10 de octubre de 2018

OMEGA DIATRIBE: “Trinity” (2018) (Metal Scrap)


1. Souls Collide 2. Filius Dei 3. Trinity 4. Spinal Cord Fusion 5. Divine of Nature 6. Replace Your Fear 7. Oblation 8. Chain Reaction 9. Denying Our Reality 10. Compulsion 11. Wraith 12. Tukdam

Tercer álbum de los húngaros Omega Diatribe, y primero del cual tengo el gusto de escuchar.  “Trinity” marca el estreno del nuevo vocalista Milán Lucsányi, así como su primer disco bajo el sello ucraniano Metal Scrap Records.
La pesadez y la intensidad brotan por todos lados, con una cierta naturaleza progresiva que nos lleva a la conclusión que la cantidad de géneros y estilos que se fusionan de forma cohesiva en un solo sonido posiciona a Omega Diatribe como una de las bandas de metal más interesantes que hay en este momento. Son pesados, modernos, frescos, están probando un montón de cosas nuevas, y todo suena realmente bien. 
Es realmente interesante como la banda mezcla sus influencias (Meshuggah y Fear Factory a la cabeza), y lo tamiza a través de su propia personalidad para darle su impronta. El groove esta omnipresente, y al tiempo aparecen las atmósferas melódicas, aunque no menos pesadas, sustentadas por varias capas de guitarras que muestran una interacción rítmicamente contundente para redundar en poderosas composiciones.
Hay un ambiente patentado de los 90's / principios del 2000 para la música, que por cierto tienen un gran impacto y no suenan vintage, y hasta es posible entrever algún que otro toque hardcore, y si alguien nombra a cierta banda brasilera que comienza con “S” no estaría mal rumbeado. Lo cierto es que “Trinity” no aburre, y eso es decir bastante. Sé que estos tipos de sonidos están estigmatizados desde ciertas perspectivas, pero Omega Diatribe luce convincente.
Sólido como una roca, “Trinity” es un álbum que mejora con cada escucha, y casi sin darte cuenta se filtra en tus venas y te infecta con una necesidad inquebrantable de mover tu cabeza.
Sitio web: www.omegadiatribe.com (J.S.)

lunes, 8 de octubre de 2018

MOULDERED: “Chronology Of A Rotten Mind” (2017) (Satanath Records)


1. I’m Legion 2. Death 3. Mind Control 4. Succubus 5. Prision 6. Zombiefication 7. Genocide 8. Chronology Of A Rotten Mind

Mouldered es una banda colombiana (de Barranquilla más precisamente) iniciada en el 2013 y que no esperó demasiado para tener en las bateas su primera producción titulada “Chronology Of A Rotten Mind”. 
El trío, compuesto por Mauricio De La Rosa, Jamer Quintero y Hermes Martínez, más el agregado de músicos de sesión, se orienta musicalmente hacia un death metal brutal y agresivo, cantado en inglés, y muy bien ejecutado.
Las influencias están a flor de piel: Cannibal Corpse, Deicide, Brujeria, Morbid Angel y la lista sigue. La premisa del álbum parece ser el arranque furioso, continuación a todo riffs y combinación de los solos de guitarra y la base, con eventuales pisadas en el grind.
El conjunto creo que ha hecho una muy buena primera producción, con una atrayente propuesta, la cual considero que, para que sea más interesante a mis oídos al menos, en una segunda placa, me encantaría que busquen la originalidad ya que la brutalidad está claro que pueden alcanzarla. Para el final, una mala: el Facebook de la banda no existe, por lo cual fue imposible conseguir alguna información oficial de la actualidad de estos colombianos.

lunes, 1 de octubre de 2018

SONS OV OMEGA: “Reign” (2017) (Black Lion Records)


1. Pandora 2. Field Of Ember 3. Quetzalcoatl 4. Nuclear Salvation 5. Malleus Maleficarum 6. Kali 7. Brain Wave Zero 8. The Tempest 9. Deluge 10. Dreams Of A Sunken City 11. Cthulhu

El sello Black Lion cada tanto edita esas perlas escondidas en el under que tan solo unos pocos elegidos conocen. Los suecos Sons Ov Omega debutan con un auténtico discazo enraizado en el más tradicional death metal melódico, con arrestos thrash que le sientan de maravilla.
Las influencias son manifiestas: Opeth, Tiamat, algo de Moonspell, cosas de Grip Inc. Y la lista sigue. Esas muy diversas influencias musicales no son impedimento alguno para que todos esos elementos se amalgamen de forma coherente. La destreza e ingenio de esta banda es también su principal fortaleza.
Aun cuando su imagen de caras pintadas y figuras encapuchadas nos podría remitir a algún otro grupo, no se dejen engañar, que esta banda tiene un sonido muy singular y bastante convincente, que dejara satisfechos a los fans del metal extremo.
Recomendadísimo.
Sitio web: www.facebook.com/sonsovomega (J.S.)

sábado, 29 de septiembre de 2018

Темнолесье: “Сказания” (2017) (Grimm Distribution)


1. Егорий Храбрый 2. Гамаюн 3. Аркаим 4. Князь Святослав (Иду на вы) 5.  Видение 6. Удар русских богов 7. Северный ветер 8. Хвалынский поход 9. Явление предка 10. Былина

Una vez más, el cirílico no deja dudas. Estamos en presencia de una banda rusa, de Kaluga más precisamente, y este es su álbum debut, traducido al inglés como “Legends”.
Este quinteto está fuertemente influenciado por muchos estilos de metal. La base podríamos decir que es metal melódico pero con fuertes presencias de voces femeninas limpias mechadas con gritos blackers y otros más guturales. Los teclados son predominan a lo largo de todo el disco, además de otros instrumentos que los acercan al folk y al pagan, como se puede apreciar también en el arte de tapa del álbum.
Sin mucho más que decir, recomiendo chequear esta banda y explorar lo que tiene para ofrecer.
Sitio web: www.temnolesie.ru (J.S.)

jueves, 27 de septiembre de 2018

POISON PILL: “Poison Pill” (2017) (Sliptrick Records)


1. Introspection 2. Wake The Sinner 3. Pitch Black 4. Redeye 5. Confession Of A Liar 6. Jurisdictional Confusion 7. Deathblow 8. Poison Pill 9. Call Of The Precious 10. Terminal Point 11. Demons 12. Exit

“Poison Pill” es el primer larga duración de este enigmático y singular proyecto de metal de extremada pureza procedente de algún lugar del norte de Europa. Recalcamos misterioso porqué se desconocen los detalles relativos a la biografía de la banda y al número de músicos que la componen, y sus miembros -salvo el batería Snowy Shaw, ex-King Diamond y ex-Dream Evil entre otros muchos, que participa como músico de sesión en la grabación- mantienen ocultas sus identidades ya que según ellos “Poison Pill es una declaración de principios metálica basada en la música y las letras en lugar de las caras y los nombres”. Y subrayamos particular porqué según explican, su cometido es el de hacer reflexionar a la humanidad a través de su música y sus letras sobre “situaciones individuales en el contexto de una sociedad controlada por unas instituciones y unos poderes ocultos que coartan su libertad”, ahondando en sus textos “en las emociones y los sentimientos profundos como la frustración que tales circunstancias provocan en las personas vulnerables e incapaces de revelarse”. El mensaje contenido en “Poison Pill” -la primera parte de lo que ha sido planeado como una trilogía- se canaliza a través del decálogo de incorruptible heavy metal clásico que cubre sonoridades próximas al power europeo.
Introspection es una breve intro instrumental -con ecos del inicio de Metal Heart de Accept y de las armonías de The Hellion de los mismísimos Judas Priest- que da paso a Wake The Sinner, un corte de metal con mayúsculas con un riff veloz, una voz agresiva que se torna aguda con la llegada del estribillo como si de la de King Diamond se tratara y un solo de guitarra compartido al estilo de la dupla de maestros compuesta por Tipton y Downing. Redeye con su inquietante música de cuna repite esa misma estructura matadora con unos agudos que intentan emular a los del metalgod Rob Halford, mientras que Pitch Black y el medio tiempo Deathblow nos sorprenden con una voz calcada a la de Udo Dirkschneider y unos coros marciales que nos retrotraen irremisiblemente a los de Accept. Confession Of A Liar es otro mid tempo con aires épicos con un parte coral con resabio a la de Princess Of The Dawn de los teutones y Jurisdictional Confusion luce un riff hiper metálico, unos punteos y unas armonías centrales muy a lo Hansen/Weikath y una voz gritona semejante de nuevo a la de Udo. La velocidad vertiginosa de Poison Pill, el ritmo cabalgante de Call Of The Precious y la diabólica conexión entre Terminal Point y Demons -con una voz que pueden recordar a la de Kai Hansen en el primero de los cortes y a la de Dave Mustaine en el segundo- anteceden al glorioso final que recae en manos de la hímnica Exit y su irresistible cadencia. 
Poison Pill es la banda que todo partidario del metal enraizado en la tradición clásica añora y este debut homónimo el que alegrará su existencia. Un trabajo inspiradísimo en el que dejan sin ninguna clase de reparos todas sus influencias al descubierto. ¿Faltos de originalidad, quizás? Bueno, nadie es perfecto…

martes, 25 de septiembre de 2018

FREAKINGS: “Toxic End” (2017) (Metal Message Promotion)


1. Hell On Earth 2. Future Vision 3. Violent Disaster 4. TxWxNxD 5. Toxic End 6. Friendly Fire 7. Brain Dead 8. Price Of Freedom 9. Wave Of Pain 10. Beer Attack 11. No More Excuses

Freakings se formó en 2008 en Suiza, y solo unos meses después grabaron su primer demo.  Un par de años más tarde debutan con “No way out!”, en 2014 se despachan con “Gladiator”, y aquí está su tercer esfuerzo discográfico, “Toxic end”
Y yendo al disco que nos convoca, es una verdadera sorpresa para quien escribe, un trabajo fantástico, con unos riffs dignos del mejor Slayer, practicando un Thrash metal de excelente factura, con sus bases firmemente arraigadas en los años ’80.
La guitarra suena robusta y compacta (a cargo de Jonathan Brutschin), con solos hiper veloces, batería y bajo (Simon Straumann y Toby Straumann) bien ensamblados y marcando las agresivas cabalgatas, y una voz acorde al estilo, donde se nota que Brutschin deja la vida en cada tema, aunque se notan algunos desajustes en el timbre que seguro serán pulidos con el tiempo.
A lo largo de todo el álbum, se aprecia que cada miembro de la banda es muy profesional en su instrumento, ejecutando su música de forma segura y potente. Las influencias son las habituales: Metallica, Testament, los ya mencionados Slayer, con algunas cositas de Anthrax y un poco de metal de Gothenburg, todo dentro de un marco de violencia y brutalidad bien entendidas, compensando la falta de originalidad con fuerza, habilidad y hasta un toque de gancho.
Un consejo: chequea esta banda. Freakings merece un reconocimiento por su excelente trabajo.
Sitio web: www.freakings.ch (J.S.)

domingo, 23 de septiembre de 2018

MANIPULATION: “The Future Of Immortality” (2007 / 2017) (Grimm Distribution)


1. Millieu Control 2. Mystical Manipulation 3.  Demand Of Purity 4. Confession 5. Sacred Science 6. Loading The Language 7. Doctrine Over Person 8. Dispensing Of Existence

Vaya que si existe gente enferma en este planeta y de hecho los hemos de tener concentrados aquí en nuestro sacro santo estilo musical.
En la total enfermedad y brutalidad se desenvuelven estos deathters polacos, guturales hasta el tuétano, agresivos, poderosos, abrasivos y bestiales.
Aunque no lo crean, este discazo (editado originalmente en 2007 y ahora regrabado con su nuevo vocalista) tiene sus melodías distorsionadamente pensadas, acostumbran la velocidad y hasta generan uno que otro ritmo que no disgustara a los oyentes de los estilos más modernos. Los ocho tracks apenas superan la media hora de duración, tiempo suficiente como para conocer lo que traen musicalmente ¿se necesita más?
Temas por resaltar: “Demand of purity” (violencia pura), “Sacred science” (breakdowns a morir), o la muy deathcore “Loading the language”.
Razones para tenerlo: que seas un deathcorer puro, que estés algo enfermo, o que seas amante del más extremo del metal moderno.

viernes, 21 de septiembre de 2018

THRONE OF HERESY: “Decameron” (2017) (The Sign Records)


1. The Shores Of Issyk-Kul 2. Pax Mongolica 3. Siege Of Caffa 4. The Plague Ships 5. Decameron 6. Liber Secretorum 7. Jñrtecken 8. A Silent Vigil 9. Alvastra 10. The Pale Burden

Como gran parte del material que edita el sello The Sign, este disco no es para el oyente medio o poco erudito. De movida debo decir que estamos ante un disco de death metal melódico, con toques thrash y a algunas cosas más experimentales, y para aquellos que aún no conozcan a la banda deberán saber que Throne of Heresy posee un buen background de casi diez años en la escena sueca, lo que los exime de mayores comentarios. 
El pecado de casi todos los álbumes de death metal es su monotonía, y "Decameron" no escapa de la regla. Es decir, el disco es entretenido, los omnipresentes riffs son exquisitos, las estructuras acústicas son de excelente factura, los climas de medio oriente le otorgan un plus, pero da la sensación que si escuchaste un tema los escuchaste todos. No obstante, la fórmula da resultado, y Throne Of Heresy lo sabe: un poco de Amon Amarth, un poco de Dissection, bátase suavemente y a preparar los oídos para un viaje a lo más distinguido del death metal.

domingo, 16 de septiembre de 2018

SAMADHI SITARAM: “KaliYuga Babalon” (2017) (Sliptrick Records)


1. Intro 2. Kali-Yuga 3. The Death Of A Stone 4. Apotheosis 5. Q.Prelude 6. Qliphoth 7. Orgy (Ritual Babalon) 8. Shangri LA

“Kaliyuga Babalon” comienza con una intro para luego casi sin dar tiempo a respirar nos entrega una suerte de metal moderno, a veces melódico, brutal, técnico con pinchazos de otras vertientes, siempre a caballo de seis cuerdas que no aflojan.
La complejidad de sus arreglos dan por sentado que no cabe escuchar golpeándose la cabeza contra la pared: al contrario, hay que prestar atención, paladear matices, apreciar cambios de tono, y aguardar ese quiebre, ese switch de ritmo, ese momento en que la furia se convierte en un momento épico, o climático, o en más y más furia.
En “Qliphoth” el potencial instrumental parece contenerse cuando se bordea el terreno progresivo, con un bajo casi funk y una voz que podría encajar en cualquier banda cultora del death metal. O sea: usar diversas influencias sin sobrepasar lo que la canción necesita.
Definitivamente hay mucho de ese heavy moderno y distorsionado, como “Apotheosis”, una vertiente fundamental del sub género que Samadhi Sitaram cultiva, con un floreo progresivo y sincopado al final, equilibrado, preciso, con un genial aporte a lo que el grupo propone.
Un bajo que aparece cuando no te lo esperás y un climático teclado de fondo aportan a “Shangri LA” y lo convierten en una de las mejores canciones del grupo, sobre todo con esas voces que a veces parecen acelerar más allá de la capacidad pulmonar humana.
Si asociamos tanto talento con la banda sonora incidental de una película acorde a este disco, “Orgy (Ritual Babalon)” es el perfecto ejemplo, ya que aporta durante poco más de dieciséis minutos una atmósfera opresiva, oscura, pero también épica, con voces sobre grabadas que parecen surgir muy, muy atrás logrando una especie de experimentación no apta para públicos fáciles. Una banda para descubrir, sin dudas.

miércoles, 12 de septiembre de 2018

HONEYMOON DISEASE: “Part Human, Mostly Beast” (2017) (The Sign Records)


1. Doin‘ it Again 2. Only Thing Alive 3. Tail Twister 4. Rymdvals 5. Needle In Your Eye 6. Fly Bird, Fly High 7. Calling You 8. Four Stroke Woman 9. Night By Night 10. It’s Alright 11. Coal Burnin‘ 12. Electric Eel

Desde el epicentro del death metal melódico en la ciudad de Gotemburgo, la infecciosa banda Honeymoon Disease lanzó al mundo a finales del pasado año su nueva tanta de contagioso cargamento de agentes bacteriológicos bajo el nombre de “Part Human, Mostly Beast”. Este cuarteto de maravilloso y setentero rock’ n’ roll de alto voltaje, aderezado con poderoso soul, una pizca de blues y esencia punk, y compuesto por Jenna (cantante y guitarrista), Acid (guitarrista), Cedric (bajista) y Jimi (baterista), lleva propagando su patógeno desde su formación en 2014, cuando publicaron el sencillo “Fast Love” y posteriormente su aclamado debut “The Trascendence” (2015). Tanto en ese como en “Part Human, Mostly Beast”, su segundo larga duración, despachan -bajo la máxima de “menos es más”- temas breves de ritmos rápidos y enérgicos recubiertos por una buena dosis de melodía, riffs efectivos y directos, ardorosos solos y fogosas guitarras dobladas, pegadizos coros y excelentes armonías vocales. ¡Ah! Y todo ello con el sentimiento, la autenticidad y las agallas de ese incorruptible espíritu del que sólo puede hacer gala el rock’ n’ roll.
Only Thing Alive tiene una fuerza descomunal, con la voz escupiendo los versos por encima del irresistible riff, un emocional estribillo y una hiriente armonía a dos guitarras. La siguiente pieza, Tail Twister, esconde una sección de viento y unos precisos arreglos vocales, y Rymdvals es un corte baladístico con aires blues y lisérgico final. Fly Bird, Fly High es un auténtico bombazo: un rock’ n’ roll enérgico y acelerado con instrumentos de viento, un estribillo pegadizo y un solo incendiario. ¡Letal! Calling You es un intenso aullido, con unos poderosos coros, un sonido de bajo brutal y el mejor solo de guitarra de todo el álbum, mientras que la veloz Four Stroke Woman representa su particular oda a las mujeres motoristas con Jenna y Acid apoyándose y compartiendo tareas vocales. Night By Night es una especie de medio tiempo elaboradísimo que empieza con unas notas insinuantes y prosigue con un riff pesado y profundo, It’s Alright se recrea en un agradable punteo de guitarra y en una deliciosa interpretación vocal, semejante a la que podremos disfrutar en Coal Burnin‘ y su incendiario estribillo, y Electric Eel -con los guitarrazos secundando la voz principal que brilla de nuevo merced al grandísimo trabajo realizado con los coros- nos brinda un apoteósico final instrumental.
Honeymoon Disease captura la intensidad de bandas como The Hellacopters, AC/DC, Thin Lizzy y Kiss y la mezcla dando lugar al sonido áspero, directo y sudoroso con el que firman este impecable “Part Human, Mostly Beast”. Sube el volumen al once y disfruta… ¡Sólo es rock’ n’ roll, pero nos gusta!
Sitio web: www.honeymoondisease.com (M.M.)

sábado, 8 de septiembre de 2018

FUNERAL TEARS: “Beyond The Horizon” (2017) (Satanath Records)


1. Close My Eyes 2. Breathe 3. Dehiscing Emptiness 4. I Suffocate 5. Beyond The Horizon 6. Eternal Tranquility

Luego del split “Frozen tranquility”, Funeral Tears vuelve a la carga con otro lanzamiento lleno de melancolía y tristeza, pero con suficientes riffs pesados e impresionantes interpretaciones vocales como para que su funeral doom quede bien de manifiesto.
Los amantes de lo más oscuro del género estarán de parabienes. El álbum sigue un patrón bastante similar a lo largo de todas las pistas conllevando a una cierta sensación de monotonía, pero si hay algo que distingue al doom es justamente eso, no?
Sin embargo, y dicho esto, los riffs son profundos y pesados como el infierno, creando un sonido aplastante que realmente ejemplifica la naturaleza oprimida del álbum, con voces que se mantienen dentro de lo gutural, llenas de angustia, torturadas y tristes.
Las canciones son largas pero logran fluir bien y parte de este fluir proviene del uso de tonos de guitarra limpios que dan contexto a los sentimientos dentro de la música y le da profundidad donde se necesita.
Nuevamente, y autoplagiándome, recomiendo su escucha alejado de objetos cortantes.

jueves, 6 de septiembre de 2018

AKSAYA: “Kepler” (2016) (Satanath Records)


1. Kepler 2. Laїka 3. Fractale 4. Anomalie, Prélude À La Découverte 5. Tau Ceti E 6. Syn 1.0 7. K-701.04 8. Non Morietur

No se si comenzar con que se trata de un disco de black amalgamado con otros géneros y estilos más experimentales. Al leer esto, muchos irán a otro post. Pero esperen, abran la mente, piensen en la exploración, los climas, las texturas del sonido, la delicadeza, la sensibilidad, las ganas de escuchar algo libre, difícil de definir.
Hay black cómo no. Pero estamos hablando de un black de calidad, casi elitista. 
Voces black, voces death, algunas gritadas, pasajes hablados. Estructuras operísticas pero no bombásticas, black añejo pero no saturante, aires tristes pero no melodramáticos, y muchos otros añadidos con aires pinkfloydianos, jazzísticos y renacentistas. Es riqueza musical, pero no mezcla…
Quien dijo que el inglés es el lenguaje ideal está equivocado y en este caso descubrimos que el francés posee una profundidad reflexiva increíble.
Aksaya posee talento. Podría ser empleado para ir hacia lo más duro, algunos quisiéramos, y bueno… el artista no trabaja para quien haga un comentario.
Y talento no significa emplear habilidades sólo por practicarlas. Es distribuir los sonidos, cambiar en el momento justo, balancear las instrumentaciones, colocar las voces en ese lugar, que no queden desajustadas.
Dejar que la guitarra marque el espacio y ceda lugar con el teclado de fondo, de pared, sólo, y tomar las voces como un instrumento más.
Desgraciadamente esto se trata de plasmar algún intento de guiar al oyente, dar una idea aproximada de la propuesta para reflexionar antes de comprar. De modo que tomen lo escrito como un mero cartel en el camino, ustedes lo saben, mejor es sacar conclusiones propias.
Fácil es escribir. Difícil es pedir una oportunidad para esta propuesta.

martes, 4 de septiembre de 2018

MORIBUNDO: “Raíz Amarga” (2017) (Satanath Records)


1. Vida 2. Antitesis 3. Suicidio Ilustrado 4. Luz (Ciego Color)

Nos siguen llegando bandas de España, probando una vez más lo prolífica y activa que está aquella escena. En este caso es Moribundo, una formación oriunda de Madrid, y que aquí hace su debut en larga duración.
El trío (Juanpa Perez, Justo Arganda, y Luis Miguel Merino) se enrola en el doom más tradicional, aunque es posible percibir algunas pizcas de sludge y las voces guturales los acercan al death.
La vuelta de tuerca está dada por las muy buenas melodías, pesadísimas claro, y una cierta melancolía que inunda el álbum y que hace que la cosa sea más digerible y apta para un público más amplio.
Como todos saben, el doom es uno de los estilos más difíciles de asimilar, por lo cual si le interesa iniciarse, “Raiz amarga” puede ser una más que interesante opción.

miércoles, 29 de agosto de 2018

ST. ELMO’S FIRE: “Evil Never Sleeps” (2018) (Pure Steel Records)


1. We Will Not Die 2. Rise 3. Betrayer 4. Lord Of Thunder 5. I Begin 6. Evil Never Sleeps / Doomsday 7. Soultaker 8. Across The Nations 9. Asleep In The Never 10. Hammer 11. Unslaved 12. Wasted 13. Evil Never Sleeps / Doomsday (versión alternativa, bonustrack)  14.Betrayer (versión alternativa, bonustrack)  15.Wasted (versión alternativa, bonustrack)

St. Elmo’s Fire regresó el pasado año entre intensas tormentas eléctricas para mostrarnos de nuevo su luminoso fulgor en “Evil Never Sleeps”, editado físicamente por el sello Pure Steel Records hace pocos meses. El cuarteto, creado en Sacramento (California) al principio de la década de los ochenta por el guitarrista Jeff Jones y el que fuera su primer vocalista, rápidamente se trasladó a Sunset Strip donde se pateó de arriba a abajo el circuito de clubes de esa zona. Después de publicar un sencillo y una maqueta, en 1986 lanzaron su homónimo primer larga duración, al que le siguieron “Warning From The Sky” (1988), “Powerdrive” (1990) y “Desperate Years” (1992), el trabajo que vio cómo su centelleante fuego se extinguía. En 2012, Jones (acompañado inicialmente por el batería que ocupaba ese puesto desde el álbum de debut) decidió reavivar esas descargas e hizo brillar de nuevo -con una alineación completamente renovada con Tom Frost a la batería, Chris Stringari al bajo y  Kevin Brady a la voz- el fuego de Santelmo mediante el refulgente “Evil Never Sleeps”, el quinto elepé de su discografía en donde la banda nos presenta un poderoso heavy metal con destellos de los primeros Riot, Y&T y Armored Saint. Una sólida base rítmica que levanta un muro sónico infranqueable, un cantante con un registro limpio y una voz rugosa a la par que melodiosa, y una guitarrista que llena con creces la falta de un segundo hacha desgranando riffs, solos y punteos a tutiplén son sus principales armas. 
We Will Not Die es un chispazo muy en la onda del Thundersteel de Riot que levantaría de la mesa de operaciones al mismísimo monstruo de Frankenstein: épica harmonía inicial, doble bombo mesurado, voz proyectada por encima del veloz riff y coros hímnicos. Betrayer reúne toneladas de guitarra solista que emergen entre las estrofas que navegan sobre un ritmo galopante y Lord Of Thunder esconde tras las oscuras notas iniciales una hondonada de power americano con un ritmo de batería que no da un respiro, un adictivo puente y un coreable estribillo. Evil Never Sleeps / Doomsday, Soultaker y Unslaved  suenan cadentes, correosos y densos, mientras que Across The Nations -con unos melódicos coros y un efectivo estribillo- es un corte orientado a la vertiente más comercial del metal. Ya en la recta final del álbum -cuya temática gira entorno de las diferentes manifestaciones del Mal en la sociedad actual-, Wasted descubre un imponente sonido de bajo y batería que te transporta al del Peace Sells de Megadeth con un puente que va subiendo hasta estallar en el conciso estribillo.
Como reclamo en esta edición en CD se incluyen tres versiones alternativas de Evil Never Sleeps / Doomsday, Betrayer y Wasted que no difieren excesivamente de las definitivas ni tampoco aportan nada substancial a “Evil Never Sleeps”, un correcto disco de heavy metal de tradición estadounidense con momentos destacables y, por encima de todo, honesto y coherente con la carrera de St. Elmo’s Fire. ¡El resplandor todavía no se ha apagado!
Sitio web: www.facebook.com/elmoevil2 (M.M.)

domingo, 26 de agosto de 2018

ANIMAE SILENTES: “Suffocated” (2018) (Sliptrick Records)


1. Intro 2. Burning In Silence 3. Purgatorium 4. Eville 5. Nothing Else To Remind 6. Illusion 7. Save Me 8. Desperation Road 9. Madman Town 10. Lost In My Soul 11. Suffocated

En reviews anteriores hablábamos de las bandas que salen a emular a aquellas que han cosechado el éxito, y en esta nueva reseña creo que podemos seguir ampliando el tema.
En este caso, y con "Suffocated" en la calle, los italianos Animae Silentes toman directamente el camino trazado por Poisonblack, Entwine, To/Die/For y HIM, es decir gothic metal con toques dark, de atmósfera bien melancólica y tristes pero gancheras melodías. Y justo es decirlo, no les sale nada mal.
"Suffocated" no brilla por su originalidad, pero logra lo que en definitiva es el principal objetivo de esta clase de discos, llegar a lo más profundo del corazón del oyente y remover aquellos sentimientos que se quieren ocultar con todas las fuerzas.
Los metaleros ortodoxos no deberían ni acercarse a este disco, pero aquellos un poco más abiertos a nuevos sonidos seguramente disfrutaran de diez canciones (mas una intro) de un excelente gusto, ideales para escuchar a la luz de unas velas, solos o en buena compañía.
La impresión final es buena, pero insisto en que no es música para cualquiera. Estamos hablando de canciones suaves, tranquilas, serenas, emocionales, melódicas, no aptas para almas pétreas y sin sentimientos. O tal vez sean justamente lo que estas almas necesitan...

viernes, 24 de agosto de 2018

DRUKNROLL: “Unbalanced” (2018) (Metal Scrap Records)


1. Hundred 2. Unbalanced 3. Bad Math 4. It's Not My Way 5. Philosophy of Life 6. On the Hook 7. Eternal Confrontation 8. Mirror 9. The Heroes of the War 10. Dark Matter

Nuevamente tengo el gusto de reseñar una banda que no deja de sorprenderme. Habiendo hecho la crítica de su anterior LP, “In the game”, Druknroll nos presenta un nuevo trabajo (hay un EP anterior) donde nuevamente despliegan un impresionante arsenal de influencias que los transforma en una banda difícil de precisar. 
Y a diferencia de su placa previa, aquí la gama de referentes se amplió de manera manifiesta, pues está claro que al quinteto le encanta combinar y mezclar todo tipo de estilos de metal.
El resultado de este pastiche es a todas luces prometedor pero también es su talón de Aquiles, ya que la sensación constante de caos organizado y total que envuelve al disco puede llevar al oyente medio a preguntarse qué diablos está escuchando. De hecho, la misma banda se define (entre otras cosas) como una banda de metal moderno, lo cual puede llegar a ahuyentar al metalero clásico ortodoxo.
Yendo aún más adentro de “Unbalanced”, en general todos los temas poseen ritmos frenéticos y veloces, con esporádicos momentos melódicos y hasta épicos, sustentados por guitarras thrashers y vocales casi death, amalgamando de gran forma teclados progresivos que los acercan al djent y al math.
Como ya quedo más que claro, el álbum está repleto de variedad, y la maraña de sinfónico, melódico, progresivo, alternativo, thrash y death metal melódico melódico seguramente desequilibrarán tu mente. Recomendado!
Sitio web: www.druknroll.com (J.S.)

domingo, 19 de agosto de 2018

DIRTY GRAVE: “Evil desire” (2017) (Grimm Distribution)


1. Satan’s Wings 2. Until The Day I Die 3. Evil Desire 4. Evil (Is Going On) 5. Beyond The Door 6. Remorse 7. You Dead 8. The Black Cloud Comes

Cathedral  parece ser al doom/stoner lo que Iron Maiden al heavy metal. Cada nueva banda que ingresa a las ya muy trilladas aguas del doom cae inevitablemente en las comparaciones, y en mayor o menor medida dichas comparaciones son siempre fundadas. Los brasileños Dirty Grave no son la excepción y debutan con un álbum que le debe demasiado a la banda de Dorrian y cia.
“Evil desire” es un disco muy bien ejecutado, los músicos son muy competentes cada uno en los suyo (aunque creo que la batería está programada), el concepto general está a la altura de grandes producciones, pero (y aquí viene la gran contra), en estos casos se necesita mucho más que virtuosismo y técnica para trascender y evitar ser considerados meros clones, y originalidad es la palabra clave. 
Al igual que los últimos trabajos de (otra vez!!!) Cathedral, “Evil desire” no es un disco que atrape de primera, merced a la falta de gancho de la mayoría de sus temas y a la indisimulable monotonía que lo envuelve. Por otra parte, estoy seguro que los fans de Cathedral, Pentagram, Saint Vitus y (cuando no!) Black Sabbath encontraran en este álbum todo lo que sus oídos necesitan: riffs hipnóticos, un bajo omnipresente, atmósferas desérticas y un vocalista que es un tributo en sí mismo a Bobby Liebling.
En síntesis, “Evil desire” es un disco sólo para fans incondicionales del estilo. El crédito está abierto. 

viernes, 17 de agosto de 2018

SPARTAN WARRIOR: “Hell To Pay” (2018) (Pure Steel Records)


1. Hell To Pay 2. Bad Attitude 3. Letting Go 4. Court Of Clowns 5. Something To Believe 6. Walls Fall Down 7. Shadowland 8. Covered In Lust 9. Fallen 10. In Memorium

“Ni retirada, ni rendición, esta es la ley de Esparta. Y por la ley de Esparta, nos quedaremos y pelearemos. Y moriremos”. La jura del estricto cumplimiento de esta norma fue la que llevó a este destacamento creado en Sunderland en 1980 a reagruparse en 2008 (con cuatro de los cinco miembros originales, veintitrés años después de perpetrar su última ofensiva) y salir a defender en el campo de batalla un legado compuesto por “Steel And Chains” (1983) y “Spartan Warrior” (1985), dos trabajos que, junto a su participación en el recopilatorio “Pure Overkill” (1983), le encumbró a la categoría de banda de culto. “Behind Closed Eyes” (2010) les llevó de nuevo al ardor de la lucha y en el reciente “Hell To Pay” muestran -con varios reajustes en sus filas- toda su armería de puro heavy metal con ese inconfundible sonido acuñado por las bandas que, como ellos, integraron el movimiento de la NWOBHM.
Los rápidos, efectivos, directos y poderosos riffs, los afiladísimos solos, los ataques duales de las aceradas guitarras de Neil Wilkinson y Dan Rochester, la incombustible base rítmica comandada por Tim Morton al bajo y James Charlton a la batería, y la particular y aguzada voz de Dave Wilkinson (que en ocasiones puede recordar remotamente a la de Blaze Bayley y que junto a la guitarra de su hermano conforman a día de hoy el reducto de la formación inicial), conducen a Spartan Warrior a una victoria segura en la que no hace prisioneros.
El corte que da título al plástico es conciso y cortante como la hoja de una xifos, Bad Attitude es un potente medio tiempo que esconde en su interior reminiscencias del riff de Breaking The Chains de Dokken y un outro rompedor, y Court Of Clowns comienza con un matador riff a dos guitarras y atesora una hipnotizadora parte instrumental intermedia. En el ecuador del disco las guitarras acústicas de Something To Believe anuncian la llegada de esta personal e íntima power ballad, mientras que las eléctricas de Covered In Lust escupen brutales solos compartidos y una preciosa armonía doblada. Por su parte, las florituras del bajo en Fallen son sobresalientes y la manera de atacar las estrofas de Dave en In Memorium son las más brillante del álbum, con los riffs y las líneas vocales casando a la perfección. A mi modo de ver, la voz es el tendón de Aquiles de estos guerreros espartanos y salvo en este último tema, en donde aparece más arropada y dotada de mayor empaque, en el resto de composiciones se muestra excesivamente frágil y desangelada. Pero esta humilde opinión no debería poner en tela de juicio las virtudes y el legítimo valor del “Hell To Pay”, el cuarto álbum del quinteto británico, cuyo resultado suena tan natural y genuino que parece sacado directamente de una cápsula del tiempo enviada desde los anales en los que se empezaron a cimentar las bases del sonido de la NWOBHM  y que hará enloquecer a los acérrimos (¡atentos fans de Angel Witch, Tokyo Blade o Grim Reaper!) de tan célebre corriente. “¡Espartano! Regresa con tu escudo o sobre él”.

lunes, 13 de agosto de 2018

NORDLAND: “European paganism” (2017) (Satanath Records)


1. The Mountain 2. A Burning of Idols 3. Rites at Dawn

Nuevamente una banda de un solo integrante haciendo black metal. En este caso es el inglés Vohr el encargado de todo lo que fluye por los parlantes, en su quinto trabajo desde su formación en 2011. 
“European Paganism” es un álbum de solo tres canciones pero que redunda en más de 40 minutos, pues “The Mountain” supera los 27 minutos de duración. Curiosamente, semejante extensión no aburre sino todo lo contrario, pues conforme a las letras orientadas a la naturaleza, la fantasía y el paganismo, Nordland evoca el sonido de la tradición del black metal escandinavo, sumándole un aura viking que lo hace sonar más épico aun.
Riffs gélidos, atmósferas de raíces idólatras y una saludable idea de rendir homenaje a los grandes del estilo. El maestro Quorthon duerme tranquilo que su legado está bien representado.