jueves, 1 de diciembre de 2011

ARRAYAN PATH: "Ira imperium" (2011) (Pitch Black Records)



1. Dies Irae 2. Gnosis of Prometheus 3. Ira Imperium (The Damned) 4. Kiss of Kali 5. Katherine of Aragon 6. 77 Days ’til Doomsday 7. Emir of the Faithful 8. Hollow Eyes of Nefertiti 9. Amenophis 10 . Lost Ithaca 11. I Sail Across the Seven Seas 12. The Fall of Mardonius 13. The Poet Aftermath

Fans de Stratovarius y Iron Maiden, atención: aquí esta la banda que llenara sus espacios vacíos hasta que los antes citados se decidan a dejar de lado culebrones y experimentos y se dediquen a escribir música.
Luego del excelente “Terra incognita” y tras haber sufrido un cambio de nombre (antes eran Arryan Path) vuelven estos chipriotas con otro disco destinado a ser de lo mejor del año. “Ira imperium” es un superlativo trabajo de heavy/power metal de tintes épicos, que sin ser del todo original, es completo y sólido, y poco a poco la banda va encontrando su propio sello de personalidad.
Las trece canciones giran en torno a la exquisita performance del vocalista Nicholas Leptos, de quien sus aptitudes vocales están fuera de discusión, y si aun no lo conoces entonces te estas perdiendo un soberbio cantante. Las guitarras de Socrates Leptos y Alexis Kleidaras llevan en todo momento las riendas musicales de la banda, sustentados por el monumental trabajo del tecladista George Kallis, responsable en gran parte del mencionado sello de personalidad merced a las extraordinarias melodías y pasajes de tintes arábigos e hindúes.
Aun cuando hay picos creativos, (la magnífica “Ira Imperium (The Damned)” con el maestro Tony Martin a cargo de las voces), la veloz “Amenophis”, “I sail across the seven seas” “Kiss of Kali” o la maravillosa balada que cierra el álbum, “The poet aftermath”), en general el disco es, en el buen sentido de la palabra, genérico, y a pesar de esto el álbum no cae en la simplicidad y mantiene la fuerza y la atención del oyente aun cuando los 63 minutos de duración parecieran ser excesivos.
Las claras influencias del metal neoclásico que remiten a los primeros discos de Yngwie Malmsteen, las melodías vocales reminiscentes a Angra, las cabalgatas marca registrada de Tolkki y los pasajes épicos deudores de Manowar dan como resultante un buen balance entre riffs pesados y contagiosos, con melodías y estribillos que te pegan en la cabeza. Es cierto, el mercado esta saturado de bandas de power metal, pero aun así te recomiendo le des una oída a este disco; Arrayan Path es una joya que aun pocos disfrutamos.
Sitio web: www.myspace.com/arryanpath (J.S.)