sábado, 27 de abril de 2013

GRANULOCYTIC BLASTOMA: “Grindsore” (2013) (Bloodline Records)


1. Tíssue factor pathway inhibitor 2. Thrombocytopenia 3. Trans-urethral resection of the prostate 4. Tympanoplasty 5. Thrush 6. Tuberculous cervical abscesses 7. Tricuspid valve anomalies 8. Truncus arteriosus 9. Tubulovillous adenoma 10. Transitional zone squamous carcinoma 11. Tonsillar exudate 12. Transsphenoidal resection of the pituitary gland 13. Mitral stenosis and mitral insufficiency 14. Metastatic carcinoma of the heart 15. Macracanthorhynchus hirudinaceus 16. Metacarpophalangeal articulations 17. Mumps meningoencephalitis 18. Mesangial proliferative glomerulonephritis 19. Membranous lamina of cartilage of pharyngotympanic plate

Nombre extremo, banda extrema, música más extrema. Desde el arte de tapa, las letras y la música, todo es bizarro en este disco. Estos tres tailandeses han elegido el camino más tortuoso y laberíntico para exponer su propuesta, lo que la transforma una banda para nada común.
La brutalidad de la música de Granulocytic Blastoma es su mejor característica pero también su talón de Aquiles. No hay dudas que son extremos y brutales, en su intención por llevar dicha agresividad a límites exasperantes, los escasos momentos de melodía son como oasis en un desierto de riffs retorcidos, con tantos cambios de ritmo que tornan la escucha dificultosa y problemática. Y esto inevitablemente conlleva a una cacofonía de acordes sin dirección definida.
Granulocytic Blastoma tocan, por si aun no se habían dado cuenta, grindcore death, con voces guturales monótonas, variaciones en ritmos y tempos, y escasas ideas que van y vienen pero sin mantener una coherencia y una línea melódica. En todo momento intentan sonar caóticos y violentos, y lo logran con creces. Sin embargo, no sería una mala idea para la banda seguir explorando pero cuidando un poco las estructuras que hacen a una canción.
“Grindsore” es recién el segundo disco de estos muchachos, que seguro en sus próximos trabajos lograran canalizar ese tornado de ideas en pos de un producto musical más acabado y potable. En síntesis, le afanan a Nasum y al primerísimo Carcass.
Este estilo es definitivamente para una porción de público acotada y especial. Yo, por el momento, paso de largo.