jueves, 4 de abril de 2013

YAYLA: "Nihaihayat" (2013) (Independiente)


1. Integumental Grasp 2. Through the Sigil of Hate 3. Immortalizing the Nine 4. Disguises of Evil 5. In Senility

Oriunda de Turquía y formada en 2007, Yayla es de esas bandas que exigen al máximo a quien debe hacer una reseña, simplemente porque categorizarlos es dificultoso e injusto. “Nihaihayat” es el cuarto larga duración de este proyecto liderado e integrado únicamente por Emir Togrul, quien se hace cargo de todos los instrumentos y las voces.
A priori, podríamos catalogarlos como black metal atmosférico, con un hilo conductor que nos remite a bandas como Burzum. Tres de los 5 temas son instrumentales, donde Togrul da rienda suelta a todas sus influencias, tornando al experimento en satisfactorio, ya que el hecho de combinar diversos estilos dentro del patrón black metal, agrega dramatismo y variante a cada uno de los temas.
El disco comienza con “Integumental grasp”, una agradable composición instrumental que iría muy bien en una sesión de reiki o algo asi, con teclados y campanitas sonando cada tanto... para dar paso a “Through the Sigil of Hate”, un verdadero mazazo black metalero con un riff serruchado envuelto en una atmósfera oscura y altamente depresiva, voces degarradoras y gritos de ultratumba.
“Immortalizing the Nine” baja las revoluciones con un riff lento y sucio trayendo nuevamente a los pioneros del black noruego a mi mente, con sus ritmos casi militares y su atmósfera repetitiva y doom. “Disguises of Evil”, otro instrumental, mezcla riffs blackers con, nuevamente, elementos doom y casi progresivos, dando esta vez una sensación ritualistica solo alteradas por ocasionales ataques sonoros.
Para el final queda “In Senility”, la cual como el primer track muestra la faceta mas ambient y “tranquila” de Yayla, contrastando abruptamente con los tres temas anteriores.
Yayla es definitivamente una banda que no puede pasar desapercibida para los amantes del black mas primitivo. Este turco hace del true-cult-black metal su leit-motiv, y por consiguiente los clichés del género estan presentes desde el arte de tapa hasta el ultimo segundo del disco, lo cual lo transforma en obligatorio para los ortodoxos del corpse-painting.